Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El estado de la libertad de prensa en el país “es crítico”, asegura el director de Fundamedios

Rueda de prensa de Fundamedios el miércoles 9 de septiembre de 2015. Foto: Víctor Posso/LaRepública

César Ricaurte, director de la organización no gubernamental Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), se refirió este lunes al inicio “del procedimiento de disolución” por parte de la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom)


Publicidad

Esto es absolutamente abusivo, las acusaciones de la Secom no tienen ni pies ni cabeza, no tienen lógica. Hay que presentarle las pruebas de descargo a nuestro acusador para que ese acusador sea juez y parte”, dijo.

Según Ricaurte, “la defensa de derechos humanos es una actividad política, eso es innegable pero es legítima, la Constitución lo legitimiza, lo que no hacemos es política partidista. Nosotros no tenemos ni candidatos, ni programas de gobierno, ni capacitamos a socios para que lleguen al poder político. Nosotros estamos absolutamente capacitados y tenemos la función, según nuestros propios estatutos y según la ley, de hacer lo que estamos haciendo. Las actividades de Fundamedios son legales, queremos seguir haciendo este trabajo que es fundamental para monitorear”, mencionó.

Ricaurte aseguró que “es como si se hubiera privatizado la política en este país que es de un solo grupo, del partido del gobierno. Hay una especie de privatización de la política entendido como discusión de lo público, solo el partido del gobierno pretende adueñarse de la discusión de lo público. Estas políticas de constantes acosos a organizaciones sociales no van a ser permitidas, esto significa un gravísimo atentado contra la libertad de prensa y libertad de expresión”.

Ricaurte afirmó que el estado de la libertad de prensa en el país es crítico. “Este año 2015 hemos batido récord en agresiones contra periodistas, 274 en lo que va del año, tenemos ya muchísimas más agresiones que todo el año pasado”, explicó.

El gobierno considera la existencia de la prensa privada un gran problema y a los periodistas independientes como corruptos y mediocres“, sostuvo. (I)