Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea votará mañana el proyecto de Ley de Prevención Integral de Drogas

Foto: Asamblea Nacional

El jueves el Pleno de la Asamblea Nacional votará el proyecto de Ley Orgánica de Prevención Integral del Fenómeno Socio Económico de las Drogas y de Regulación y Control del Uso de Sustancias Catalogadas Sujetas a Fiscalización. Mientras tanto, el informe de la Comisión del Derecho a la Salud generó un amplio debate entre los legisladores de los diversos bloques político.


Publicidad

La discusión se inició en la sesión del martes 15 de septiembre, con la intervención de diez asambleístas y se retomó ayer, con la participación de otros 21. Los parlamentarios centraron su atención en la primera disposición reformatoria del proyecto. Allí se plantea reformar el artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) para incrementar las penas para mínima y mediana escala por el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. En el caso de la primer caso busca que la condena sea uno a tres años y en el segundo de tres a cinco años.

Lo fundamental del análisis refirió si esta medida logrará disminuir el fenómeno socio económico de las drogas o no. Las posiciones y las sugerencias al respecto variaron. La asambleísta Cristina Kronfle recordó las modificaciones que hizo el Consejo Nacional de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Consep) sobre la tabla que especifica las sanciones para el tráfico de estupefacientes, en septiembre de este año.

Entre tanto, el parlamentario Carlos Velasco consideró que la prohibición sí genera una protección para la juventud y niñez. Sin embargo, explicó que, según estudios científicos, el 50% de los procesos de adicción tienen una base genética a las que se suman otras condiciones macro como la sociedad y el propio Estado, pero no la tabla. Diego Vintimilla, por su parte, manifestó que este problema debería tener más bien un enfoque desde la perspectiva de salud pública. Con el debate sobre la tabla lo que se está haciendo es fetichizando al producto y haciendo creer que la culpa de los problemas de este fenómeno son las cosas y no las personas, dijo.

Parecería que el tema es normativo y que modificando este aspecto vamos a arreglar el problema, pero el mismo tiene otras raíces que merecen la atención; sin embargo, también estaríamos errados el momento en que pensemos que la solución se puede encontrar sin hacer ciertos ajustes a la ley. En cambio, Ramiro Aguilar sostuvo que si se modifica la sanción para el micro tráfico lo que se a lograr es que se congestionen las cárceles.

Los otros temas que también generaron debate en el pleno fueron los relacionados con la nueva institucionalidad que plantea el proyecto, la prevención integral del fenómeno y el control del mismo.

Las asambleístas Ximena Ponce, María José Carrión y Verónica Arias coincidieron en que la solución a este problema debe ser integral. Carrión destacó las diferentes normativas que van encaminadas a la prevención y que tienen elementos para ese propósito, como las leyes de Educación Intercultural, de Educación Superior y Orgánica de Salud. En tanto, Ximena Ponce destacó la institucionalidad que crea la normativa a través de la creación de la Secretaría Técnica de Drogas, adscrita a la Presidencia de la República, cuyo comité estará integrado por sectores en materia de salud, educación, inclusión social, seguridad interna, justicia, entre otras. Arias consideró, en tanto, que esa nueva estructura cumplirá con la finalidad constitucional sobre el problema de las drogas vinculado a la salud pública y las medidas que debe adoptar el Estado para la prevención de las mismas.

Otros temas particulares que se propusieron tuvieron que ver con la petición de que los planes nacionales que se generen sobre este tema aterricen en la problemática local, cuya observación la efectuó Mariangel Muñoz. También, desde el asambleísta Agustín Delgado, se propuso la necesidad de fortalecer los ámbitos culturales, deportivos y de recreación para que los jóvenes realicen prácticas saludables, como una medida de prevención.

La normativa pretende lograr la prevención integral de este fenómeno; controlar y regular las sustancias sujetas a fiscalización y medicamentos que las contengan; y, establecer una nueva institucionalidad. (I)