Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa critica al embajador Adam Namm hablar de ‘libertad de expresión’

Rafael Correa, enlace ciudadano No. 444. Foto de la Presidencia de la República.

Guayaquil.- El presidente Rafael Correa se refirió en el Enlace Sabatino de hoy al embajador Adam Namm, que concluyó esta semana su misión en Ecuador. Criticó que Namm haya expresado, en su última declaración pública, “preocupación por la libertad de expresión” en el país.


Publicidad

A criterio de Correa esas declaraciones del embajador constituyen intervención en política interna, lo cual el gobierno ecuatoriano no acepta por parte de diplomáticos y representantes de gobiernos extranjeros. El presidente dijo que si el embajador no ha abandonado ya el territorio nacional, le enviaría “ubicatex” para que se ubique y entienda que no puede participar en la política interna.

Correa calificó al embajador como un buen ser humano, al que incluso iba a llamar para despedirse pero no lo hizo cuando se enteró de la declaración que Namm habría realizado. Recordó que Namm fue el embajador de los Estados Unidos que llegó al Ecuador después del impasse que tuvo lugar ante la expulsión de la anterior representante del gobierno de Washington, la embajadora Heather Hodges. 

El presidente dijo que Heather Hodger era una embajadora un poco “fascista” ya que estaba acostumbrada -quizá por su edad, advirtió Correa- a los métodos de la Guerra Fría. Esto en virtud de los cables que envió al Departamento de Estado en Washington, publicados por WikiLeaks, que constituyeron para el régimen una intervención en política interna y se la declaró ‘persona non grata’, por cuanto tuvo que abandonar el Ecuador.

Por último, el mandatario dijo que el gobierno ecuatoriano no acepta la intervención de otros gobiernos en la política nacional porque pese a que él critica, por ejemplo, la cárcel de Guantánamo, el embajador ecuatoriano ante los Estados Unidos no interviene en la política interna de ese país con respecto a este y otros temas. Incluso dijo que cuando Namm fue designado embajador el canciller Ricardo Patiño le advirtió que no participe en política interna, a lo que Namm habría respondido que si el gobierno de Estados Unidos tiene alguna opinión únicamente le comunicaría al canciller. Patiño habría negado esa posibilidad y habría expresado a Namm que no aceptará que el gobierno de Estados Unidos opine sobre la política interna, ni siquiera si la opinión se la da exclusivamente al canciller.

De momento, el senado de Estados Unidos no ha aprobado el reemplazo de Namm. El gobierno de Barack Obama ya propuso, a los senadores, el nombre de un diplomático.

(I)