Ecuador. Sábado 25 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Conozca el plan para el inicio de clases en zonas afectadas

Ministro de la Educación Augusto Espinosa. Foto por Diario El Telégrafo.

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, informó, en rueda de prensa en Portoviejo, que las clases arrancarán formalmente el próximo 4 de julio en todos los cantones de Manabí y Muisne (Esmeraldas), las zonas más afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

Publicidad

Sin embargo, el funcionario indicó que el Ministerio ha planificado un programa de 3 etapas para las zonas afectadas.

Una primera (inicia el 2 de mayo) estará enfocada en el soporte emocional y actividades recreativas; la segunda (que durará de 2 a 4 semanas) centrada en la educación emocional; una tercera (arranca el 4 de julio) en la que se inicia la educación formal de los estudiantes.

Espinosa explicó que la asistencia a las 2 primeras etapas no es obligatoria, pero es deseable porque se realizarán actividades de soporte a estudiantes y familias. Durante las 2 primeras etapas no será necesario que los alumnos vayan con uniforme.

El Ministerio de Educación en los últimos días ha evaluado 2.426 planteles educativos en zonas afectadas de Manabí y Esmeraldas. Así se pudo identificar que 88 infraestructuras tienen daños severos; 78 con daños medios; 394 con averías leves; y 1.618 sin ningún tipo de afectación.

Aún restan 248 instituciones educativas que están en proceso de evaluación. Espinosa agregó que se darán acciones de apoyo como facilitar el traslado del maestro que haya decidido migrar del lugar de residencia para que pueda brindar clases.

En el caso de los planteles con daños severos se informará oportunamente a qué plantel deberá acudir el estudiante, “no se altera el calendario escolar”, aclaró el secretario de Estado. “La idea es convertir a la escuela en un espacio de unión y reestructuración del tejido social”, afirmó Espinosa.  (I)

Fuente: Diario El Telégrafo