Ecuador. Jueves 23 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa: “Hemos decidido invadir Esmeraldas y Manabí con nuestras familias”

El Presidente de la República, Rafael Correa, recorrió el casco urbano del cantón Rocafuerte, el mismo que fue afectado por el terremoto del 16 de abril. El mandatario estuvo acompañado por el alcalde, Pacífico Zambrano, y la gobernadora de Manabí, Susana Dueñas. Foto cortesía: Ministerio de Cultura.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, invitó hoy a los ciudadanos a consumir productos de las zonas afectadas por el terremoto que golpeó la costa norte del país a mediados de mes y señaló que “la mejor forma de continuar ayudando es dinamizando la economía local”.

Publicidad

“Como dice un mensaje de un empresario manabita (de la provincia de Manabí, afectada por la catástrofe), ‘la gente ya ha salido a empezar sus vidas, cómprales a ellos, ayudemos todos a devolverles la esperanza de que trabajando se puede comenzar de nuevo, empezar otra vez a buscar su pan diario, su estabilidad, su progreso, su felicidad'”, escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.

El mandatario consideró que ese “será el mejor homenaje” a los trabajadores en la jornada del 1 de Mayo, fiesta del trabajo, y anunció que ese día, en vez de participar en la tradicional marcha, el Gobierno, el movimiento oficialista Alianza País y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) estarán en las provincias de Manabí y Esmeraldas.

“Hemos decidido invadir Esmeraldas y Manabí con nuestras familias”, tuiteó Correa, quien apuntó la conveniencia de pernoctar la noche del sábado 30 de abril al domingo 1 de mayo, aunque comentó que “la economía está difícil y, además, es muy comprensible el temor. En las zonas más afectadas no es todavía conveniente entrar”.

“Ojalá restaurantes, hoteles y comercios estén repletos. ¡Con garra manaba y esmeraldeña, saldremos adelante!”, agregó en otro mensaje.

El terremoto de magnitud 7,8 del pasado 16 de abril en la costa norte de Ecuador dejó más de 650 muertos y miles de heridos y damnificados. EFE (I)