Ecuador. Martes 28 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lenín Moreno abre canal de ayuda para discapacitados afectados por terremoto

Lenin Moreno. Foto de Archivo: La República.

El Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Discapacidad y Accesibilidad, Lenín Moreno Garcés, puso en marcha desde Ginebra el día de hoy la mesa de donantes para la construcción emergente de viviendas accesibles para personas con discapacidad víctimas del terremoto del pasado 16 de abril en Ecuador.

Publicidad

Junto con la Federación Nacional de Ecuatorianos con Discapacidad y el Consejo Nacional de Discapacidades, Conadis, se construirán de forma urgente 394 viviendas accesibles y equipadas.

El trabajo propuesto por el Enviado Especial cubrirá los 10 municipios mayormente afectados: Chone, Jama, Jaramijó, Manta, Montecristi, Muisne, Pedernales, Portoviejo, San Vicente y Sucre.

Actualmente 268 personas con discapacidad y sus familias se encuentran en albergues y 126 personas han sido recibidas por familias acogientes. Todas ellas perdieron sus viviendas y se encuentran en espacios que no son accesibles ni inclusivos y la alteración de las redes físicas, sociales y económicas y de los sistemas de apoyo en general, afecta mucho más a las personas con discapacidad que a la población general.

El artículo 11 de la Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, presta especial atención a la obligación de los Estados Partes de adoptar “todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la protección de las personas con discapacidad en situaciones de riesgo, incluidas situaciones de conflicto armado, emergencias humanitarias y desastres naturales”. En el artículo 32 se reconoce la importancia de la cooperación con miras a hacer frente a situaciones de riesgo y crisis humanitarias.

Las viviendas contarán con un diseño universal que asegurará la autonomía y confort de las personas con discapacidad, incluyendo puertas de acceso adecuadas, espacios interiores con dimensiones y diseño adaptados a las necesidades de movilidad e independencia.

Las viviendas serán construidas utilizando materiales de la zona, con la participación de las familias de las personas con discapacidad y pobladores a quienes se les solicitará su apoyo voluntario, acompañados de técnicos y constructores especialistas.

Adicionalmente a la construcción de viviendas el equipo técnico del proyecto asesorará al equipo de gobierno designado para las tareas de reconstrucción general, brindando recomendaciones y diseños y para que los edificios y lugares públicos a ser reconstruidos, cuenten con condiciones mínimas de accesibilidad e inclusión.
Este modelo de solución emergente de vivienda accesible servirá para compartirlo en el marco de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo – Habitat III, que tendrá lugar en Quito el próximo 16 de octubre. (I)