Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa advierte OEA “debe ser invitada” para observar comicios en Ecuador

Quito (Pichincha), 08 junio 2016.- El Presidente de la República, Rafael Correa, mantuvo un conversatorio con medios de comunicación internacionales desde el Palacio de Carondelet. Foto: Miguel Romero / Presidencia de la República

Quito, (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió hoy de que la Organización de Estados Americanos (OEA) “debe ser invitada” para poder estar presente en ese país como órgano de observación en las elecciones de febrero de 2017.

Publicidad

En un encuentro con corresponsales extranjeros en Quito, el mandatario dudó de que el secretario general del organismo, Luis Almagro, haya dicho que la OEA estará presente en el proceso electoral con o sin invitación.

Una delegación de la alianza de fuerzas opositoras Acuerdo Nacional de Ecuador se reunió la pasada semana con Almagro en Washington para pedir que el organismo vigile el proceso de las elecciones presidenciales y legislativas de febrero de 2017.

Según uno de sus representantes, César Rodríguez, dirigente del Movimiento Nacional Podemos, Almagro dijo al grupo “que, con o sin invitación oficial del Gobierno, estará acompañando la transparencia de las elecciones en Ecuador“.

Correa dijo al respecto que no cree lo que diga la oposición: “reza el padrenuestro y empiezo a dudar del padrenuestro”, aseguró.

“No creo que haya dicho eso Luis Almagro, sería una barbaridad inmensa, porque sería una falta de respeto al país, atentado a la soberanía, porque la OEA, para que venga, debe ser invitada”, comentó.

Consideró que la petición de los opositores a la OEA representa “retroceder décadas en América Latina” al manifestar la inutilidad y la corrupción en el país y pedir al “patroncito” que revise las elecciones.

“Por favor, qué daño que le hacen al país”, aseveró.

Según el gobernante, la reunión de las fuerzas de oposición con Almagro es “una gran farsa” y forma parte de una estrategia político-electoral que pretende hacer dudar de las instituciones para tratar de vencer al oficialismo en las urnas.

“¿Quién puede dudar de que las elecciones ecuatorianas no son transparentes?”, se preguntó el gobernante, quien subrayó los procesos de supervisión que se llevan a cabo por parte de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de los partidos políticos en las elecciones en Ecuador, así como los procedimientos de verificación de actas. EFE (I)

Publicidad