Ecuador. Jueves 29 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Interior confirma segunda deportación de 46 cubanos, HRW reacciona

Deportación de 46 ciudadanos cubanos, en avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. Foto del Ministerio del Interior.

Quito.- Por medio de un comunicado, el Ministerio del Interior confirma la deportación de 46 ciudadanos cubanos, 31 hombres y 15 mujeres, luego de que más de 70 fueran trasladados esta madrugada al Aeropuerto Mariscal Sucre.

Publicidad

Estas 46 personas deportadas se suman a las 29 que la madrugada del sábado fueron llevados a La Habana. Hasta el momento, el Ecuador habría deportado a 75 personas, de los alrededor de 150 cubanos que fueron detenidos el 6 de julio en el Parque de El Arbolito.

Un avión que salió de Tababela a las 07h20 trasladó a la capital cubana a los deportados, en un Boeing 737 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. “Durante todo el proceso de transporte, desde el Centro de Acogida Temporal Hotel Carrión y la Unidad de Flagrancia, se respetaron sus derechos humanos y se confirmó el buen estado de salud de cada uno de los extranjeros”, dice el comunicado del Ministerio.

Se tenía previsto que el vuelo llegue a las 12h00, después de lo cual habrían sido entregados a autoridades cubanas. Hasta el momento, se desconoce su actual situación en Cuba, con excepción de muy pocos casos. Uno de ellos es el esposo de Yurisleysi Pérez, que pese a que recibió la libertad por parte de la justicia ecuatoriana, en lugar de ser liberado fue deportado.

“Lo llevaron para Cuba como a un criminal. Ahora él está escondido allá porque tiene miedo, incluso lo llevaron esposado hasta la casa”, aseguró Pérez al periódico 14ymedio. Además anunció que ante la sensación de vulneración a sus derechos, pedirá refugio a Estados Unidos.

El caso de Pérez no sería el único. La abogada Daniela Salazar publicó que entre los deportados existen varias personas con órdenes de libertad, emitidas por la justicia ecuatoriana. El número de personas deportadas que tenían sentencia a su favor para quedarse en Ecuador, está siendo contabilizado.

El despliegue policial para este operativo ha sido inmenso: cinco comandos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), cinco del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), 10 de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) ocho de Interpol y cinco de Migración; además de personal del Ministerio del Interior y del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos.

El grupo de defensores de los ciudadanos cubanos, liderado por Juan Pablo Albán, ha comunicado que después de la presión ejercida esta madrugada un bus con 24 cubanos regresó an Hotel Carrión. Se calcula que alrededor de 60 personas podrían permanecer, todavía, en el Hotel Carrión. El 7 de julio 22 personas fueron puestas en libertad, según el Ministerio del Interior, 4 de ellas menores de edad. 

Human Rights Watch (HRW) ha expresado su “profunda preocupación” por estas deportaciones, ante las denuncias al debido proceso que se han esgrimido. Es por eso que la organización internacional recordó al régimen de Rafael Correa su “obligación jurídica de cumplir con los principios básicos del debido proceso y la independencia judicial en revisión de todos los casos migratorios, especialmente en los casos en los que hayan solicitado refugio”. A HRW le sorprendió que se proceda a las deportaciones sin esperar a que se resuelva el recurso de habeas corpus que está pendiente.

José Miguel Vivanco, el Executive Director de la División para América de Human Rights Watch, se mostró sorprendido en un artículo que publicó en la web de la organización porque entre los deportados había “solicitantes de refugio, personas con estatus migratorio legal, y otros que habrían solicitado refugio durante la audiencia”, lo cual, según han afirmado los abogados de los cubanos, implicaría una violación al Principio de No Devolución, que es una norma internacional de obligatorio cumplimiento (ius cogens). A Vivanco también le llamó la atención que en un Estado con división de poderes, “las decisiones judiciales se elevan luego a consulta con el ministro del Interior”.

“El gobierno ecuatoriano tiene la obligación jurídica internacional de respetar el principio de nonrefoulement, que indica que no pueden devolverse a refugiados a un lugar donde sus vidas o libertades se encuentren amenazadas”, señaló Vivanco al final de su artículo. (I)

Oficial de la Policía fotografiando a mujer que fue a donar comida a familiares de cubanos detenidos en Hotel Carrión. Foto de Daniela Salazar.

Oficial de la Policía fotografiando a mujer que fue a donar comida a familiares de cubanos detenidos en Hotel Carrión. Foto de Daniela Salazar.

Cubanos detenidos en la Unidad de Flagrancia de Quito. Foto de Fundación Milhojas.

Cubanos detenidos en la Unidad de Flagrancia de Quito. Foto de Fundación Milhojas.

Publicidad