Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lasso pide votar por un presidente que no tenga jefe en Bélgica ni en ningún cantón

Guillermo Lasso, en Quito, el 2 de agosto de 2016.

El colectivo Compromiso Ecuador ha recibido 20 nuevos adherentes en una ceremonia en Quito, presidida por el líder de CREO, Guillermo Lasso. “Ecuador quiere trabajo, quiere paz, quiere un Gobierno que sirva al ciudadano, no que se sirva del ciudadano”, ha dicho Lasso mientras dba la bienvenida a los nuevos miembros, entre lo que destacan el exasambleísta socialcristiano Enrique Herrería, y la excoordinadora nacional de Pachakutik Fanny Campos.

Publicidad

Ante los 134 representantes de las organizaciones políticas reunidos en Compromiso Ecuador, Lasso se ha comprometido a derogar el Decreto 16, dictado por el Presidente Rafael Correa, en el que se dictaron nuevas normas para el control de las organizaciones no gubernamentales. “Queremos un cambio para restablecer las relaciones entre el poder político y la sociedad civil”, ha dicho. “Derogar el Decreto 16 y sus reformas implica romper el grillete que pretenden imponer a la sociedad civil, a esa sociedad civil que actuó con mayor agilidad para responder ante el terremoto en Manabí y Esmeraldas. Me comprometo ante mi conciencia”.

Lasso reiteró también su intención de derogar la ley de comunicación y de firmar un convenio con las Naciones Unidas para crear en Ecuador una comisión internacional de lucha contra la corrupción. “Y por eso nos tienen miedo, están con miedo, porque saben que les vamos a ganar, y cuando les ganemos van a desfilar por esa comisión de lucha contra la corrupción. Ese es el cambio que quiere el 85% de los ecuatorianos”. Y ha denunciado, sin precisar nombres “pactos a medianoche con mediocres amanuenses en sus casas”, de lo que, dijo, está cansado el pueblo ecuatoriano.

Ha dicho que la última emisión de bonos soberanos en mercados internacionales, por mil millones de dólares, tiene “intereses de usura, siete puntos encima de lo que obtienen los países vecinos”. “¡Esa deuda es immoral! ¡Y nadie está obligado a cumplir compromisos inmorales. Y que escuchen bien esos bancos de inversión que por ganarse una comisión actúan de alcahuetes de gobiernos populistas. Miren las caras de los que componemos Compromiso Ecuador. ¡Aquí nadie tiene cara de pendejos, carajo! ¡Nadie nos va a engañar”.

Lasso ha denunciado la supuesta intención de reformar la ley para negar el voto a los miembros de la Fuerza Pública. Ha ofrecido su apoyo al exasambleísta de Pachakutik, Cléver Jiménez, tras anunciar que los asambleístas de CREO votarán en contra de levantar su inmunidad parlamentaria como ha solicitado un juez de la Corte Nacional de Justicia. Y ha criticado a quienes, dijo, creen que basta con ganar la mayoría de la próxima Asamblea para lograr enrumbar el país. “Que se miren en el espejo de Venezuela, donde la mayoría de la Asamblea Nacional ni siquiera ha logrado la liberación de los presos políticos. Aquí vamos por la Presidencia de la República, y la mayoría de la Asamblea Nacional“, expresó.

“Vamos por la Presidencia, con un presidente que no tenga jefe, que no tenga que llamar a Bélgica, o cualquier cantón del país, para preguntarle qué hacer en un momento determinado. Que tome decisiones en base al interés de los ecuatorianos y no de los caudillos del pasado, ni de los caudillos del presente”, dijo.

Al final se ha dirigido a los integrantes indígenas de Compromiso Ecuador, y se ha comprometido a respetar la educación intercultural indígena. Y se ha comprometido que la consulta previa para los proyectos mineros será vinculante en el Ecuador.

El exasambleísta Enrique Herrería, al incorporarse a Compromiso Ecuador, el 2 de agosto de 2016.

El exasambleísta Enrique Herrería, al incorporarse a Compromiso Ecuador, el 2 de agosto de 2016.

Publicidad