Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nebot recomienda eliminar ciertos impuestos creados en el correismo

El Alcalde Jaime Nebot entregando obras en la Floresta 1 y Pradera 2.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, recomendó hoy la toma de varias medidas para enfrentar la crisis. “La fórmula es sencilla: quiten ciertos impuestos; quiten el impuesto a la salida de capitales; quiten las salvaguardias; quiten el anticipo del impuesto a la renta; no pongan impuestos encubiertos como en las planillas energía eléctrica…”.

Publicidad

Nebot dice que no sabe por qué hacen exactamente lo contrario. Y agrega que esta no es una crítica ni una política de odio ni electoral, es una crítica de lógica.

“Las crisis se resuelven resolviéndolas, las enfermedades se resuelven curándolas, no contagiando a los demás…no toquen la plata del seguro de los militares, de los maestros. La UNE ha cometido muchos errores, yo no estoy de acuerdo con la política de la Unión Nacional de Educadores en muchas cosas, pero en el Siglo XXI quitarle el derecho a la asociación, de la agremiación, a los maestros, “me parece un acto cavernario”.

“Cuidado, mañana disuelven la Cámara de Comercio, o lo que se les ocurra disolver. El derecho a la asociación es un derecho fundamental de la libertad, eso no se puede hacer, y hay que tomar medidas, no para que no lo haga el presidente (Rafael) Correa, para que no lo haga ningún presidente o presidenta, sea quien sea.”

El cambio que debe operar en el país es un cambio que fije reglas claras, para que ningún presidente o presidenta de la extracción política ideológica que sea pueda hacer lo que no se debe hacer, eso debe tener pena, sanción.

“No puede ser que se coge el dinero del seguro, del Issfa, del Banco Central del Ecuador, de los maestros, de los municipios, porque usted como Estado tiene problemas. Repito, los problemas no se resuelven contagiando a los demás”.

Los problemas se resuelven con una administración austera, eficaz, que gaste poco, invierta mucho, y siempre aún en las crisis tenga el dinero necesario para servir al pueblo ecuatoriano, aunque esta fórmula no es un milagro, es una fórmula serena de manejar las cosas, tiene éxito en todas partes del mundo.  (I)

Publicidad