Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Encuentro de izquierda concluye en Ecuador con sonoro apoyo a paz en Colombia

Inauguracion del evento de la ELAP. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

El Tercer Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP 2016), que congregó desde el miércoles a más de 200 delegados de 90 grupos políticos de izquierda de América Latina, África, Asia y Europa, concluyó hoy con un sonoro respaldo a la paz en Colombia.

Publicidad

La Declaración final del encuentro expresó de forma categórica su apoyo al Sí en el plebiscito en el que se refrendarán o rechazarán los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, el escritor Raúl Pérez Torres, intervino en la ceremonia de clausura del foro con un emotivo discurso plagado de figuras poéticas en torno a la paz en Colombia,

Pérez Torres empezó su intervención con un texto del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, titulado “Mariposas amarillas”: “Ya no me siento víctima, la paz se hace para olvidar el dolor pasado, para disminuir el dolor presente, para prevenir el dolor futuro”.

Con esas palabras, dijo Pérez Torres, Abad Faciolince, que también ha sufrido los horrores del conflicto armado en su país, da “una lección de dignidad, humildad, de comprensión, que va al fondo de la espiritualidad del ser humano”.

“Quizá eso mismo lo salvó de los animales salvajes, el rencor y la venganza, y quizá ese don casi teológico del perdón le ha permitido seguir viviendo entre nosotros y darse ahora un cariño con sus hijos, un beso con su madre, un abrazo con el mundo, porque la paz ha llegado, porque Colombia ha vuelto a unir las piezas de su bello rompecabezas”, señaló el escritor ecuatoriano.

La paz ha llegado, prosiguió, porque “se han entrelazado otra vez las madreselvas, porque la orquídea ha vuelto a dibujar su sinfonía y porque el coronel Aureliano Buendía (Cien años de Soledad) ya puede jugar tranquilo con sus pescaditos de oro”.

“Ahora la vida florece sobre los oscuros campos de la muerte, ahora el pueblo de Colombia lanza otra vez sus mariposas amarillas de alegría”, agregó Pérez Torres para concluir su intervención con una consigna: “Ecuador dice sí a la paz”.

En la ceremonia también intervino la exsenadora izquierdista colombiana Piedad Córdoba, quien no dudó en afirmar que la paz en su país también se debe a las acciones que en su momento emprendió el expresidente venezolano ya fallecido Hugo Chávez.

“Colombia le debe la paz a Venezuela, le debe la paz a Hugo Chávez”, pues sin “su decisión valiente de reconocerle a la guerrilla de las FARC ese estatus de beligerancia, creo que muy difícilmente habríamos llegado hasta aquí”, afirmó Córdoba.

“La paz de Colombia es la paz de la región”, remarcó la exsenadora, tras advertir de que “lo más difícil viene ahora: La construcción de una paz con justicia social”.

También agradeció a los expresidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, pues consideró que “sin ellos hubiera sido difícil lograr las liberaciones de prisioneros de las FARC”.

Córdoba aseguró que también “la paz de Colombia es la posibilidad de la integración latinoamericana” y pidió a los grupos progresistas de la región un acompañamiento a la implementación de los acuerdos de paz. EFE (I)

Publicidad