Ecuador. Sábado 10 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Reformas a Issfa e Isspol se debaten hoy entre reparos

Militares en retiro marchan en defensa del issfa, en Quito, el 11 de mayo de 2016. API

El proyecto de reformas a la seguridad social de las Fuerzas Armadas y de la Policía, que la mayoría oficialista de la Asamblea prevé aprobar hoy, genera incertidumbre en los militares en servicio pasivo porque, a su juicio, perderían la característica de ser un régimen especial.

Publicidad

El proyecto consta de 92 artículos y modifica las leyes de seguridad social y de personal de las dos instituciones públicas, así como la ley del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).

Esta última modificación plantea que el Ministerio de Finanzas asigne recursos al banco para que “mediante operaciones directas o a través del sistema financiero, conceda créditos hipotecarios, prendarios y quirografarios” a quienes ingresen al servicio activo, luego de publicada la ley.

El coronel en servicio pasivo Bolívar Silva, delegado de los oficiales retirados en el Consejo Directivo del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), indica que con esto el fondo inmobiliario militar desaparecería. “Este era un aporte voluntario para que puedan adquirir un inmueble y con el nuevo proyecto se elimina y el personal que tenía ese plan, en adelante tendrá que pedir al Biess”, dijo.

El asambleísta Bairon Valle (AP), miembro de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores que tramitó el texto, explicó que el objetivo es que el “Estado haga una aportación para esa contingencia, para que los miembros activos puedan hacer estas prestaciones”.

Adicionalmente, se modificó la designación de los miembros del Consejo y del director del Issfa. De aprobarse la norma, este último ya no será un militar, sino que se elegirá de una terna propuesta por el ministro de Defensa, y estará en funciones por cuatro años.

Lo mismo se plantea para el Consejo de la Policía.

Para las dos entidades, se reducirá el aporte para las prestaciones al 11,45% de su salario, antes aportaban el 23%.

Es decir, para “el personal que ingresará luego de publicada la ley, tendrá descuentos similares a los que se hacen en la seguridad social general, lo que quiere decir que desaparecerá el régimen especial y pasarán a ser el régimen general”.

Para el ministro coordinador de Seguridad, César Navas (que también fue militar), al reducir los aportes, “esa plata que se ahorra se canaliza hacia allá”, sin aclarar a qué se refería.

El excomandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), general en servicio pasivo Oswaldo Domínguez, cree que con esta normativa se genera “incertidumbre, inseguridad y se está minando el tejido social de las Fuerzas Armadas, se está atacando a los elementos estructurales de la institución, cuando se menoscaba la disciplina y se desprestigia a los mandos”. (I)

Publicidad