Ecuador. Sábado 10 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Canciller Long: “Quienes creemos en la paz tenemos que ser pacientes”

Quito (Ecuador), 29 de agosto de 2016. El Canciller Guillaume Long dio una rueda de prensa a medios nacionales. Foto: Luis Astudillo C. /Cancillería

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, aseguró que un proceso de diálogo, como el que ayer iba a comenzar en Quito entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), exige paciencia, “fe, confianza en que la paz es el camino para Colombia y para América Latina”.

Publicidad

“Quienes creemos en la paz tenemos que ser pacientes, tenemos que estar convencidos de que los obstáculos se pueden superar”, declaró Long en una entrevista con Efe tras la suspensión del diálogo, decidida horas antes de su inicio por el presidente Juan Manuel Santos, al no ser liberado el excongresista Odín Sánchez, secuestrado en poder de la guerrilla.

Aunque poco después se anunció el inicio del operativo de liberación de Sánchez, para entonces la Cancillería ecuatoriana ya había suspendido el acto público que se iba a celebrar en Quito para formalizar el inicio de la negociación, al que debía seguir el arranque de la primera mesa de diálogos a partir del 3 de noviembre.

Pese a la suspensión, Long insistió en que “los obstáculos se pueden superar” y consideró que “las condiciones están dadas” para que “muy pronto” ambas partes puedan sentarse a la mesa de negociación, aunque advirtió que no es posible concretar la fecha.

“No creo que la paz está más lejos”, agregó el ministro, quien dijo que hoy mismo se comunicó con su colega colombiana, María Ángela Holguín, y con el jefe negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, y “ambos han ratificado la voluntad de continuar hacia la paz”.

Reiteró que el papel de Ecuador, como garante y anfitrión de los diálogos, es estar “al servicio de las partes” para el momento en que decidan empezar las negociaciones, al igual que el rol de los otros garantes: Venezuela y Noruega, que estarán en el proceso, junto a Chile y Cuba, acompañantes al igual que Brasil.

“Estamos ahí, hemos estado ahí estos tres años (tiempo de las conversaciones exploratorias previas), hemos estado ahí estos meses, seguimos estando ahí, absolutamente comprometidos con este rol que jugamos como garantes y como anfitriones” en favor de la paz, aseveró.

Sobre el desacuerdo expresado por el ELN acerca de la suspensión del inicio de los diálogos por el presidente colombiano, Long reconoció que “hay grandes desacuerdos”.

“Eso tenemos que tenerlo clarísimo. Hay una guerra” y el ELN “se ha pronunciado de forma firme, ha expresado su desacuerdo con la decisión del Gobierno de Colombia”, expresó.

Pero el Gobierno de Ecuador no puede pronunciarse sobre estas discrepancias, dijo el canciller, quien confió en que la situación “con el pasar de las horas y de los días, se vaya esclareciendo”.

“Yo tengo confianza en que lo vamos a lograr, pero necesitamos mucha paciencia”, reiteró al comentar que históricamente, en las negociaciones de paz se han producido numerosos anuncios y retrasos.

En cuanto a los preparativos de la reunión que hoy fue suspendida, el jefe de la diplomacia ecuatoriana indicó que “absolutamente todo está intacto” a la espera del comienzo de las sesiones.

La delegación del ELN, representantes del Gobierno de Colombia (a falta de la llegada del equipo negociador) cancilleres y representantes de los países garantes y acompañantes están en Quito, a la espera del arranque del proceso, agregó.

“Están todos esperando que en las próximas horas, en los próximos días, este impassse se pueda resolver y que ya se puedan sentar las partes a negociar en la primera mesa de diálogo público aquí en Quito”, apostilló. EFE (I)

Publicidad