Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Villavicencio insistirá por su candidatura ante el Contencioso Electoral

Fernando Villavicencio, activista político.

Quito, (EFE).- El político opositor ecuatoriano Fernando Villavicencio, que se benefició de un recurso judicial para evitar una orden de prisión preventiva en su contra, salió hoy de la clandestinidad para reclamar su candidatura a los comicios legislativos de febrero próximo, impugnada por el oficialismo.

Publicidad

Villavicencio, acusado de filtrar de manera ilegal información confidencial de altos cargos públicos, se benefició hoy de un recurso de hábeas corpus (cuerpo presente) por parte de un tribunal de la Corte Nacional de Justicia, que impide su detención para que pueda defenderse en libertad.

El también exsindicalista petrolero se encontraba en paradero desconocido desde agosto pasado, cuando un juez ordenó su detención con fines de investigación por el caso de filtración de información confidencial de varios funcionarios públicos, incluido el presidente del país, Rafael Correa.

El recurso de hábeas corpus benefició además al exlegislador Cléver Jiménez, involucrado también en el caso.

La alianza de centroderecha CREO-SUMA presentó la candidatura de Villavicencio al Parlamento, pero el oficialismo la impugnó al señalar que él pertenece al movimiento izquierdista Pachakutik (de los indígenas), por lo que requería de una autorización oficial del consejo político de esa formación, también opositora.

Tras conocer del recurso judicial en su favor, Villavicencio conversó con periodistas y dijo que el martes acudiría al Tribunal Contencioso Electoral para reclamar su postulación.

El exsindicalista petrolero aseguró que la decisión judicial de aceptar el recurso de hábeas corpus sólo demuestra, según él, la inconsistencia del proceso en su contra.

“Lo que acaba de hacer el tribunal es, de alguna manera, lavarse la cara. Pero esto no va a enmendar lo que (los jueces) ya han cometido” en su contra, aseguró el opositor.

Afirmó que el oficialismo quiere impedir su participación electoral por temor a que gane un escaño en la próxima legislatura y dijo poseer información de encuestas que le aseguran una votación suficiente para alcanzar ese cargo y para otros dos postulantes de CREO-SUMA.

“Las encuestas nos dan, a CREO y SUMA, con el liderazgo de Fernando Villavicencio en el distrito norte (de Quito), tres asambleístas”, aseguró el político en declaraciones reproducidas por la cadena Ecuavisa.

“Vamos a rearmar una estrategia con CREO y con SUMA y no les vamos a hacer la vida fácil” a los oficialistas, agregó el exsindicalista.

La alianza CREO-SUMA impulsa, además, la candidatura del exbanquero Guillermo Lasso a la Presidencia de la República en los comicios del 19 de febrero próximo.

Para esa votación, más de 12 millones de ecuatorianos están facultados para elegir al nuevo Presidente de la República, 137 legisladores y cinco parlamentarios andinos.

Un total de ocho candidatos presidenciales han presentado sus cartas de inscripción ante el Consejo Nacional Electoral para participar en dichos comicios.

Son, además de Lasso, el exalcalde de Quito Paco Moncayo, por la socialdemócrata Izquierda Democrática; el exasambleísta Dalo Bucaram, por el populista Partido Fuerza Ecuador, y la exasambleísta Cynthia Viteri, por la alianza de derechas entre el Partido Social Cristiano y el movimiento Madera de guerrero.

Además, el exvicepresidente Lenín Moreno es el candidato presidencial del movimiento oficialista Alianza País, el exfiscal Washington Pesántez se inscribió por el Movimiento Unión Ecuatoriana, el médico Iván Espinel por el grupo Compromiso Social, y el excanciller Patricio Zuquilanda por el Partido Sociedad Patriótica.

La campaña electoral empezará el próximo 3 de enero y se extenderá hasta el 16 de febrero, tres días antes de las votaciones en la que los ecuatorianos elegirán al sucesor del actual presidente, el izquierdista Rafael Correa, que lleva diez años en el poder. EFE (I)

Publicidad