Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministro Patiño critica al anterior mando de la Marina

El Presidente de la República, Rafael Correa Delgado, presentó su informe semanal de actividades desde Puerto López. Miles de ciudadanos asistieron a este acto de rendición de cuentas del Primer Mandatario, en la gráfica Ricardo Patiño, Ministro de Defensa. Foto: Carlos Silva Torres /Presidencia de la República.

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, atribuyó a la “despreocupación de determinadas autoridades de la Marina” el que en el 2016 se hayan incrementado los robos a los pescadores; aunque con la “nueva cúpula”, ello se habría revertido.


Publicidad

“Solamente con el cambio de autoridades, y con la preocupación personal que he tomado, hemos podido revertir una situación que antes era insoportable. (…) No es que ha habido más recursos en el último mes, simplemente era un trabajo coordinado, un compromiso que debía producirse y no se había producido”, dijo ayer Patiño en un encuentro con la prensa, al que asistió el nuevo comandante de la Armada, Renán Ruiz, y la presidenta de la Federación de Cooperativas Pesqueras, Gabriela Cruz.

Según la dirigente, en el país hay 120.000 pescadores artesanales, y se reportaron 483 robos de motores de lanchas, a diferencia del 2015, que se registraron 280; y, 240, en el 2014.

Por ello, el ministro criticó que “había alguna gente que estaba preocupada en otras cosas, pero no estaba preocupada de la seguridad nacional”.

E insistió que hubo un claro descuido de las autoridades que tenían a su cargo la vigilancia en alta mar, particularmente de la Dirección Nacional de Espacios Acuáticos (Dirnea), por lo que ya están haciendo “investigaciones internas para determinar responsabilidades”.

En diciembre pasado, el presidente Rafael Correa cesó a la cúpula militar, y posesionó a Ruiz, como comandante de la Marina, en lugar de Fernando Noboa.

Según las cifras oficiales, tras este cambio, “apenas hubo un robo” de motor. (I)