Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Elecciones Ecuador: crear empleos, gran reto para candidatos

ECUADOR - QUITO (2016/01/09) Revision de las impresion de las papeletas electorales para las elecciones presidenciales por parte del Presidente del CNE Juan Pozo y Willian Aragon Presidente del IGM. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

QUITO, Ecuador (AP) — Los candidatos presidenciales para los comicios de febrero en Ecuador dicen que tienen las fórmulas para generar empleos masivamente, la mayor demanda actual de los ecuatorianos en el país andino, pero muchos se preguntan cómo lo van a lograr.


Publicidad

Los ocho postulantes que buscan relevar al presidente Rafael Carrea quieren convencer a los electores de que pueden cumplir esa promesa, pero algunos expertos advierten que la tarea no pinta fácil, ya que se toparán con un excesivo aparato estatal y la economía resentida por los bajos precios del petróleo.

Ecuador va a su primera ronda electoral el 19 de febrero y las encuestas de intención de voto colocan entre los favoritos al oficialista Lenin Moreno (28 a 35% de las intenciones) y al banquero de derecha Guillermo Lasso (22. Ambos prometen generar un millón de plazas de trabajo en cuatro años. Los otros seis hacen ofertas similares, aunque más conservadoras.

En sus diez años en el poder, Correa impulsó un plan de grandes obras de infraestructura y elevado gasto público que generó millares de empleos, pero con la fuerte baja a nivel mundial del precio del petróleo —principal rubro de exportación del país— y la subsecuente caída de los ingresos fiscales, se desalentó el mercado laboral.

De acuerdo con el Instituto de Estadísticas Estatal, 1,56 millones de ecuatorianos engrosaron las cifras de lo que el gobierno clasifica como subempleo, condición que implica que las personas tienen una actividad productiva que no alcanza para ganar el salario mínimo o un trabajo menor a 40 horas por semana. En 2016, más de 514.000 personas se sumaron a esa estadística.

Este país registra 7,8 millones de ciudadanos como empleados y trabajadores potenciales, de los cuales un 5,2% están desempleados, una tasa ligeramente superior a 4,8% en 2015.

“Para cualquiera que llegue al poder va a ser complicado generar empleo, porque de entrada tiene que bajar el excesivo gasto público y reducir el tamaño del estado, con lo cual va a generar más restricción en la economía”, dijo Fausto Ortiz, quien fue ministro de Finanzas en el gobierno de Correa, a The Associated Press. Para crear trabajo se debe dejar atrás el modelo económico vigente, dar garantías de la vigencia de la dolarización, generar confianza nuevamente en el sector privado “pero eso es algo que no se hace de la noche a la mañana”, agregó Ortiz.

Además de la caída en el precio del crudo y sus efectos, la generación de empleos en Ecuador también se ha visto afectada por las permanentes reformas tributarias que desestimulan la inversión privada, nuevas y más fuertes leyes laborales y la revalorización del dólar en los mercados internacionales, dicen expertos.

Ecuador adoptó al dólar de Estados Unidos como moneda nacional desde el año 2000 para hacer frente a una aguda crisis económica que puso al país al filo de la hiperinflación. El país —con un PIB de poco más de 100.000 millones de dólares— también enfrenta un alto endeudamiento público de casi 39.000 millones.

Moreno, quien de ganar la presidencia seguiría por la línea económica de Correa, dice en términos generales que impulsará el empleo estimulando el turismo y la agroindustria, enfatizando en nuevas plazas para la gente joven. Su rival más cercano en las encuestas, Lasso, dará prioridad a la creación de nuevas empresas con el impulso de un fondo multimillonario con aportes del estado, el sector privado y organismos internacionales.

Algunos ecuatorianos son escépticos ante las ambiciosas promesas de los candidatos en materia de empleo, pero afirman que se sentirán satisfechos si al menos cumplen un 50% de lo que ofrecen. “Con eso ya tendríamos bastante”, dijo Sebastián Torres, un mensajero de una oficina de abogados, a la AP. “En mi casa, mis dos hijos no tienen trabajo (desde hace) bastante tiempo. Estamos jodidos”.

En el caso de que no surja un ganador en primera ronda, se irá a una segunda el 2 de abril. El nuevo líder del país deberá tomar posesión el 24 de mayo.

(I)