Ecuador. Jueves 24 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Market dice que existe empate técnico por el segundo lugar entre Cynthia y Lasso

Izquierda: precandidata a la presidencia Cynthia Viteri. Derecha: precandidato a la presidencia Guillermo Lasso. Foto: www.elcomercio.com

Quito, 8 feb (EFE).- El candidato oficialista en las elecciones presidenciales del próximo 19 de febrero en Ecuador, Lenín Moreno, mantiene el liderato en las intenciones de voto, según un sondeo de opinión revelado hoy por la firma Market.


Publicidad

De acuerdo con la encuestadora, Moreno, del movimiento Alianza País (AP), en el poder hace una década, tiene 28,4 % de las intenciones de voto, seguido por la socialcristiana Cynthia Viteri con 20,1 % y el exbanquero Guillermo Lasso, con 18,2 %.

Además de Moreno, de AP; de Viteri, del partido Social Cristiano y Lasso, del movimiento CREO, buscan también la Presidencia el exgeneral Paco Moncayo, de la socialdemócrata Izquierda Democrática (11,45 % de intención de voto, según la encuesta), y el exasambleísta AbdaláDaloBucaram, de la agrupación Fuerza Ecuador (4,88 %).

Asimismo, el médico Iván Espinel, de Compromiso Ecuador (2,60 %); el excanciller Patricio Zuquilanda, del partido Sociedad Patriótica (1,04) y el exfiscal, Washington Pesántez, de Unión Ecuatoriana (0,91 %), según datos de Market.

La posibilidad de una segunda vuelta presidencial en abril surgirá si ninguno de los ocho candidatos inscritos logra la mayoría absoluta de votos o al menos el 40 por ciento de los sufragios, con una diferencia del 10 por ciento respecto al segundo más votado, según la normativa electoral del país.

El próximo 19 de febrero, 12,8 millones de ecuatorianos están facultados para elegir al futuro jefe de Estado, los 137 integrantes de la Asamblea Nacional (Legislativo) y cinco miembros del Parlamento Andino.

Además, se votará una consulta popular impulsada por el Ejecutivo, que busca prohibir a los servidores públicos tener dinero o bienes en paraísos fiscales. EFE

(I)