Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Moreno alista consulta popular para reforzar la democracia en Ecuador

Quito (Pichincha), 25 de septiembre 2017.- El Presidente de la República, Lenín Moreno, recibió al sector de la construcción quien pidió la revisión de la vigente Ley a la plusvalía. Foto: / Presidencia de la República

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, prevé anunciar este lunes el contenido de una consulta popular con la que quiere reforzar la democracia, plasmar ideas de cambio en el país y colocar una nueva impronta a la Revolución ciudadana, el modelo que erigió su antecesor y correligionario Rafael Correa.


Publicidad

Moreno sólo ha adelantado que la consulta, que podría contener ocho preguntas, tendría dos interrogantes sobre la naturaleza, aunque ha recogido más de 450 propuestas sobre una infinidad de temas, de muchos sectores de la sociedad, incluido de la oposición de derechas.

Por ello, la expectación de la población se centra en lo que Moreno podría preguntar, pues determinará su comportamiento para los cuatro años de administración.

El llamado a las urnas, a algo más de 120 días de haber asumido el cargo, intenta también marcar una diferencia definitiva con el régimen de Correa, su antiguo amigo y aliado, pero al que culpa de casi todos los males que afronta el país.

La consulta, según refirió Moreno esta semana al conmemorar el noveno aniversario de la Constitución en vigencia, impulsada por Correa, es un instrumento que permitiría poner fin al “caudillismo”, esto en referencia aparente a su antecesor.

Sin embargo, dijo que fundamentalmente la consulta estará orientada a encontrar reformas que le permitan profundizar la democracia y un ejercicio transparente para alcanzar “un gobierno de todos”.

Y es que para Moreno no debe imponerse la razón de un gobierno a la población, sino que “hay que preguntar a la gente”, y por ello dijo estar dispuesto a preguntar al pueblo las veces que sean necesarias.

“Durante mi mandato quiero un país en el que la banda presidencial la lleve el pueblo”, agregó el mandatario, quien este lunes, además de hacer públicas las preguntas, las presentará presumiblemente a la Corte Constitucional para su respectivo análisis.

La consulta incluirá preguntas dirigidas a “proteger la naturaleza, que permitan una sociedad más justa y equitativa y a profundizar la democracia”, según Moreno.

El mandatario llevó adelante diálogos con diferentes sectores de la sociedad, a manera de un proceso de esponja, para nutrirse de las inquietudes ciudadanas y poder elaborar las preguntas de la consulta.

A ese llamado al diálogo acudió incluso la oposición de derechas que le ha pedido acometer cambios que pongan fin al correísmo, en referencia al régimen de Correa.

El plazo para recibir las propuestas concluyó el pasado jueves hasta cuando el Gobierno recogió 450 planteamientos, dijo entonces el secretario de Gestión Política, Miguel Carvajal.

“Las propuestas planteadas son parte de la construcción democrática” y es una “tarea enriquecedora” que da cuenta de la generosa iniciativa de la sociedad, apuntó.

Entre las propuestas presentadas por la ciudadanía aparecen peticiones como prohibir la extracción minera y petrolífera en reservas y otras zonas protegidas, el estudio de un nuevo Código del Trabajo y el fortalecimiento de los gobiernos municipales y provinciales.

También propuestas concretas sobre la separación definitiva del cargo del vicepresidente de la República, Jorge Glas, vinculado en un caso de asociación ilícita en el marco del escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Asimismo, grupos de interés han demandado la derogación de las polémicas leyes de comunicación, de plusvalía y de reelección indefinida.

Las consultas populares han sido una practica habitual en el sistema político ecuatoriano y es un mecanismo que, en determinados momentos de la historia, ha sido usado para legitimar el poder y obtener el apoyo de la ciudadanía a políticas de gobierno. EFE