Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Baca Mancheno recabará información en Panamá sobre caso Odebrecht

Fiscal General del Estado ecuatoriano, Carlos Baca Mancheno. API

El fiscal general de Ecuador, Carlos Baca, tiene previsto viajar el próximo domingo a Panamá para recabar información sobre el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht y sus ramificaciones en el país andino.


Publicidad

El fiscal general tiene programados encuentros con la Procuradora panameña, Kenia Porcell, y su homólogo de la Confederación Suiza, Michael Lauber.

Según un comunicado divulgado hoy por la Fiscalía General de Ecuador, las reuniones “tienen como objetivo recabar mayor información que contribuirá a las investigaciones que la institución realiza dentro del Caso Odebrecht”.

Precisa que Baca investigará datos del sistema informático My Web Day, sobre montos, transferencias, obras e incluso nombres de los funcionarios públicos que pueden haber sido sobornados por la firma Odebrecht.

La Fiscalía General de la Confederación Suiza analizó meses atrás un software que contenía aproximadamente dos millones de documentos entre facturas, contratos, correos electrónicos y órdenes de pago emitidos por la constructora brasileña.

Entre las gestiones que se mantienen con la Procuraduría de Panamá figura la asistencia penal internacional, determinante para continuar con las investigaciones de las transacciones realizadas mediante cuentas “offshore” en el país centroamericano.

Además de a Panamá, la Fiscalía ecuatoriana ha solicitado la asistencia penal a Colombia, Brasil, Estados Unidos, Barbados y México.

En diciembre del año pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht había pagado 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y África.

En el caso de Ecuador, dicho informe señala que entre 2007 y 2016 la constructora sobornado por valor de más de 35,5 millones de dólares a “funcionarios del Gobierno”, lo que supuestamente le generó beneficios de alrededor de 116 millones de dólares.

Uno de los dirigentes salpicados por el escándalo fue el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, en prisión preventiva desde el pasado 2 de octubre por su presunta implicación en el caso.

Esta situación condujo al presidente Lenín Moreno a designar para el cargo de vicepresidenta y de manera temporal a la que fuera su ministra de Vivienda, María Alejandra Vicuña. EFE