Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Espinosa lamenta que fricciones del oficialismo se ventilen en público

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, defendió hoy en Jerusalén la unidad del movimiento oficialista ecuatoriano, Alianza País (AP) sumido en una crisis, y señaló que “es lamentable que las fricciones sean ventiladas públicamente”.


Publicidad

Acerca del regreso previsto para esta semana al país andino del expresidente Rafael Correa, quien reside en Bélgica, la ministra, de visita oficial en Israel y Palestina, no se pronunció sobre si lo considera positivo.

“A priori, difícilmente se puede decir. Depende (de) con qué objetivo esté retornando”, dijo en declaraciones a Efe.

Correa llegará a Ecuador el viernes para una visita de diez días con el fin de reunirse con las bases del partido y participar en una disputada Convención Nacional convocada por la secretaria de AP, Gabriela Rivadeneira.

“Si su objetivo es el diálogo, el acercamiento, la consolación de la unidad del movimiento político, puede ser positivo; como es positivo que cualquiera de nosotros, que somos militantes del movimiento y fundadores de Alianza País participemos de esa manera”, reflexionó.

La canciller remarcó que “todo movimiento político tiene canales para procesar sus diferencias internamente” y “es una pena que esos disensos, esos desacuerdos, esas fricciones, que incluso son naturales, diría yo, en un proceso de transición, sean ventiladas públicamente”.

“Es fundamental hacer una llamada a la unidad porque somos el mismo movimiento, tenemos un programa de gobierno similar que ganó unas elecciones, por lo tanto, el pueblo ecuatoriano está esperando que nosotros cumplamos los compromisos. Estamos trabajando para ello y tenemos que volcar toda nuestra energía del Ejecutivo a ejecutar y a cumplir”, declaró.

El exmandatario, en un fuerte choque personal y político con su sucesor, Lenín Moreno, no ha revelado por ahora sus intenciones, pero cuando abandonó Ecuador en julio pasado subrayó que lo hacía para dedicarle tiempo a su familia, después de diez años de una intensa actividad gubernamental.

La situación política en Ecuador se ha agravado desde que los seguidores de Correa depusieron hace tres semanas a Moreno como presidente de AP, resolución que fue anulada inmediatamente por los tribunales.

El ala correísta del movimiento instó hoy a Moreno a buscarse su propio partido y dijo contar con el expresidente Correa para liderar un cambio con el que instituir de nuevo “los valores de la Revolución Ciudadana”.

Así lo dijo en una entrevista con Efe en Quito la legisladora Sofía Espín Reyes, miembro de un grupo de unos treinta diputados de AP que se ha distanciado de Moreno y convocado a Correa para analizar la grave situación del movimiento. EFE