Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Empieza a fluir la cerveza alemana en el Oktoberfest

El alcalde de Munich abrió el sábado el primer barril de cerveza en la 178va edición del tradicional festival popular alemán de la “Oktoberfest“, la mayor fiesta popular del mundo.


Publicidad

Con solo dos poderosos mazasos y el anuncio de “O’zapft is” — “Está abierto” — el alcalde Christian Ude insertó el primer grifo en el primer barril de los miles que se consumirán durante el festejo, para servir personalmente la primera jara al presidente de Baviera, Horst Seehofer, e inaugurar así una edición en la que se prevé un nuevo récord de asistencia, cuando se cumplen 201 años de historia de la Oktoberfest.

Lo que los alemanes llaman cariñosamente también “zumo de cebada” o “pan líquido” es uno de los productos más limpios, sometido a la estricta Ley de Pureza de la Cerveza, que data de 1516, la norma alimentaria más antigua en vigor y que exige que sólo se produzca con cebada, agua, malta y lúpulo.

Se espera a más de 6 millones de turistas de todo el mundo en las carpas expendedoras de cerveza en Munich para festejar la Oktoberfest, o festival de octubre, en los próximos 17 días. El año pasado los asistentes consumieron 7 millones de jarras de a litro de cerveza. Este año la jarra, llamada “Mass” en alemán, superó la marca de los 9 euros y se vende a 9,20 euros (12,66 dólares).

Las autoridades alemanas aumentaron este año las medidas de seguridad en torno al recinto de la feria, con centenares de agentes encargados de garantizar el desarrollo tranquilo de la fiesta, aunque también de poner orden ante posibles escarceos y de “retirar” a quienes sucumben ante los efectos del alcohol.

Con información de EFE y AP. Foto de AP.