Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ONU detecta tan solo 25 hectáreas de coca en Ecuador, pese a su ubicación

Pese a encontrarse entre Colombia y Perú, dos grandes productores de coca, en Ecuador se detectaron en 2010 menos de 25 hectáreas de cultivos ilícitos, según un estudio divulgado este miércoles en Quito por la ONU.


Publicidad

Flavio Mirella, representante para Ecuador y Perú de la Oficina de las Naciones contra la droga y el delito, dijo a Efe que en Ecuador “la incidencia de cultivos es incipiente. Prácticamente hay una situación de estabilidad, no hay extensiones notables, se ha notado que se ha erradicado lo que se ha visto”.

En comparación, en Perú se detectaron 61.200 hectáreas de cultivos ilícitos, en tanto que en Colombia se hallaron unas 62.000 y en Bolivia 30.900, aunque esta última cifra no incluye todos los datos del año, explicó Mirella.

Ecuador, “como país que se encuentra entre dos países productores, un país que tiene una infraestructura bien desarrollada, con un sistema bancario basado en el dólar, se convierte en una plataforma atractiva para que operen ciertos grupos delictivos de índole trasnacional que buscan potenciar sus operaciones”, señaló.

Para Mirella, el cultivo se ha tecnificado tanto en los países vecinos que ya no se requieren las grandes extensiones de los años 90, sino que ahora es un tema de productividad.

En el estudio de la ONU, que recopila datos de 2010, se detectó una parcela de una hectárea y media de coca en un islote ecuatoriano sobre el río San Miguel, en la provincia de Sucumbíos, fronteriza con Colombia.

En la provincia del Carchi no se observaron áreas con coca sino la apertura de nuevas áreas para la instalación de cultivos. “Es interesante notar que hay un progresivo desbosque de áreas”, señaló Mirella, al apuntar que se debe vigilar que no se usen esas áreas para cultivos ilícitos.

En Esmeraldas detectaron deforestación, pero Mirella recordó que en la zona se cultiva palma.

El subsecretario de Seguridad Interna de Ecuador, Javier Córdova, destacó que un monitoreo aéreo que cubrió unos 380 kilómetros de frontera reveló que la “producción cocalera en el país continúa siendo poco representativa, al evidenciarse niveles muy bajos de cultivo”.

Ello, dijo, es el resultado “de un trabajo preventivo del Gobierno nacional, pese a cercanía y proximidad de los cultivos de coca en Colombia y Perú”.

Destacó la importancia del informe para delinear estrategias que conlleven a la erradicación y la prevención del incremento de cultivos en el territorio.

En América Latina, “todos los países tienen matices de diferentes niveles, tanto de consumo como de producción y transformación”, mientras que respecto a las drogas sintéticas “cada país es un posible productor porque los laboratorios son pequeños y móviles”, dijo Mirella.

Por ello consideró que “sin un trabajo conjunto” el esfuerzo de cada país por el control de los estupefacientes “no será tan notable como si se potenciara más los esfuerzos conjuntos”.

“El narcotráfico no tiene fronteras”, comentó al señalar que “al otro lado de la ecuación está el crimen organizado, que busca espacios para trabajar”. EFE