Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Violencia doméstica prevalece entre hispanos en Nueva York

NUEVA YORK (AP) — La comunidad hispana de Nueva York padece un serio problema de violencia doméstica, pero es la más reticente a denunciarlo ante las autoridades, anunció el lunes la fiscalía de Manhattan.


Publicidad

De los 5.600 casos de violencia doméstica que manejó la fiscalía en 2010, más de 50% ocurrió en el norte de la isla, donde vive la gran mayoría de hispanos, dijeron representantes de la oficina.

“Este es un problema grave que está afectando a nuestra comunidad hispana y separando a nuestras familias”, señaló Mayerling Rivera, subfiscal de la Unidad de Violencia Doméstica de la fiscalía.

Rivera destacó que, a pesar de la seriedad del problema, muchas hispanas e hispanos no denuncian que son víctimas de violencia doméstica debido a la falta de manejo del idioma inglés, desconocimiento de los procesos legales, miedo a ser denunciados por no residir con un permiso legal en el país o por la herencia de una cultura hispana con “muchos elementos de machismo”.

“Mi mamá siempre decía ‘la ropa sucia se lava en casa”’, dijo Rivera, quien es dominicana, durante una rueda de prensa en español. “Ahora, nosotros decimos que hay muchos recursos disponibles para víctimas”.

La violencia doméstica ocurre en relaciones de pareja en las que una persona trata de controlar a la otra a través del abuso físico, sexual, sicológico y financiero, dijeron los expertos.

Más de 30.000 mujeres acudieron a las salas de emergencia de hospitales de la ciudad en el 2010 debido a algún incidente de violencia doméstica. Las autoridades no especificaron cuántas de éstas víctimas eran hispanas.

Según datos policiales, el número de arrestos relacionados por asuntos de violencia doméstica aumentó 5% en la ciudad este año en comparación con el 2010. Sin embargo, las autoridades no pueden distinguir si el motivo es un incremento en la violencia o un incremento en el número de inmigrantes reportándola, señalaron.

La violencia doméstica llena a menudo los titulares de los diarios de la ciudad. La semana pasada el hispano André Vélez, de 25 años, fue condenado a pasar 18 años en prisión por matar a su compañera sentimental, Glendalyz Pagan, quien era también la madre de su hijo. Vélez había sido arrestado previamente por amenazas y discusiones con Pagan, que era dominicana.

Las autoridades locales registraron 67 homicidios en la ciudad el año pasado relacionados con violencia doméstica.

El fiscal del condado de Manhattan, Cyrus Vance, anunció la creación de un Centro de Justicia Familiar que abrirá sus puertas en el 2013 y se dedicará a ayudar a víctimas. También destacó que su oficina está promulgando una nueva legislación que impondrá penas más duras para personas arrestadas una primera vez por un delito menor y una segunda vez por violencia doméstica y otros crímenes.

“No habrá tolerancia para gente que cometa crímenes de violencia doméstica una y otra vez. La primera vez el culpable será castigado, la segunda vez será tratado como un criminal”, dijo Vance durante el encuentro con la prensa.

Octubre es el mes de la Concientización Contra la Violencia Doméstica y las autoridades municipales han impulsado campañas que educan a la comunidad hispana sobre las opciones disponibles para víctimas de estos abusos.

Además de informar sobre las diferencias a la hora de denunciar el crimen en una corte familiar o en una corta criminal, la fiscalía animó a los hispanos a reportar estos problemas en su Unidad de Asistencia a Víctimas y Testigos y organizaciones sin ánimo de lucro.

“En el estado de Nueva York el lugar menos seguro para una mujer es la casa”, dijo Cecilia Gastón, directora de la organización Programa de Intervención Contra la Violencia.

Sitios web de las imagenes:holagossip.com; fundacionintegrar.blogspot.com