Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jimmy Jairala quiere mediar en pugna de la UNP Guayas

Pasadas las polémicas elecciones del Colegio de Periodistas del Guayas (CPG), que incluyeron la detención de cuatro de sus miembros, habrá una reunión para limar asperezas.


Publicidad

Uno de los periodistas detenidos ayer, Franklin Morán, contó que el lunes se reunirán con el objetivo de “mejorar la imagen del Colegio”.

La mañana de ayer él fue apresado por negarse, junto a otros periodistas, a que se realicen los comicios con una sola lista participante. liderada por Edgar Cedeño, presidente hace tres periodos.

Esta tarde, Morán recibió una llamada de Jimmy Jairala, prefecto del Guayas y desde ayer presidente del Tribunal de Honor del CPG, quien le propuso la reunión para “llegar a consensos”. Asistirá una comisión de la nueva directiva y otra de los miembros inconformes con los últimos comicios.

Entre los temas que Morán pondrá a consideración está el realizar nuevas elecciones. Él estuvo detenido hasta las 18:00 de ayer en la Policía Judicial del Guayas junto a tres periodistas más. El comunicador contó que demandará al teniente Julio Abarca por haberlos detenido sin la orden de un fiscal.

“Fuimos a impugnar de manera civilizada y cuando llegamos ya había 20 policías esperándonos”, contó. Morán, además, dijo que espera se establezcan cursos periódicos sobre comunicación social para los socios.

Sin embargo, el presidente reelecto, Edgar Cedeño, dijo que “cuando hay capacitación, ni uno de los que reclaman asiste”. A su criterio la imagen del CPG “no debe estar tan mala”. Pero esto no se refleja en las estadísticas: el gremio posee 2 200 socios, de los cuales 212 están al día en sus pagos. Del conjunto de periodistas habilitados para sufragar, ayer solo votaron 120, contó Cedeño.

Vía telefónica, el reelecto presidente dijo que no estaba aferrado al cargo. Sobre la reunión expresó que “estoy dispuesto a hablar con aquellos que sean proactivos pero no con los que sean un verdadero lastre”.

Cedeño ha recibido críticas porque tiene más tiempo frente al Gremio que de experiencia en medios de comunicación. Sin embargo él se defiende diciendo que “el ser presidente no está catalogado por su trayectoria periodística. No por ser buen periodista va a ser buen presidente”.

Mientras tanto, Jairala, tiene una posición más conciliadora. Mediante un boletín de prensa dijo que la nueva directiva se compromete a “una renovación total y cambios profundos que favorezcan al gremio”. Además dijo que buscará maneras para regularizar a los socios que no están al día en sus pagos e incorporar a los recién graduados. Baraja la posibilidad de condonar deudas.