Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los Reyes Magos reparten esperanza en España en crisis

Madrid, (EFE).- Después de atravesar el lejano Oriente, los tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, llegaron hoy a España cargados de regalos e ilusión para los más pequeños, y dispuestos a repartir grandes dosis de esperanza en los miles de hogares españoles que sufren las consecuencias de la crisis.


Publicidad

Este año, Sus Majestades recibieron, como siempre, el cariño de niños y mayores, pero también solicitudes de ayuda para los más necesitados, confianza en el futuro y sobre todo, trabajo.

Conscientes de la situación económica que atraviesa España, los Reyes Magos tuvieron que limitar en esta ocasión su recorrido y dejar sin visitar muchos pueblos, así como los barrios y distritos de algunas ciudades.

Así sucedió por ejemplo en Madrid, Barcelona o Sevilla, cuyos ayuntamientos se vieron obligados a recortar el presupuesto de sus cabalgatas, aunque en todos los casos la falta de dinero se suplió con desfiles cargados de imaginación y espectáculo.

Como cada año, eso sí, Sus Majestades llegaron a España por tierra, mar y aire, utilizando originales medios de transporte e incluso deslizándose por la nieve en las localidades próximas a las principales estaciones de esquí.

En Madrid, el paseo de la Castellana, eje principal de la ciudad, volvió a ser la pasarela elegida para el desfile real, compuesto por una treintena de elementos móviles acompañados por música, danza, y una gran lluvia de caramelos sin gluten.

Con el tema “el regalo de la inocencia” el ayuntamiento de la capital española quiso que los más pequeños recuperaran el simbolismo original de los regalos que llevaron los magos de Oriente al niño Jesús y transmitir los valores del presente.

A Barcelona (sureste) los Reyes llegaron en barco y avanzaron por el centro de la ciudad en una cabalgata de más de 800 metros, repartiendo toneladas de caramelos e ilusión para el futuro.

Once carrozas -una menos que el año pasado- y 26 comparsas distribuidas en seis bloques conformaron un espectáculo itinerante en el que participaron 1.132 bailarines, actores, zanqueros, gigantes, diablos y voluntarios.

Los Reyes Magos llevaron a los niños y mayores de Bilbao (norte) un mensaje sobre los peligros del cambio climático y la importancia de proteger el medio ambiente, y para ello desfilaron montados en carrozas que representaban los hábitats de los polos, las selvas y los desiertos de la Tierra.

La carroza del rey Melchor de Sevilla tuvo como pajes a niños con órganos trasplantados y el centenario del cortejo de la ciudad de Granada destacó en las tradicionales cabalgatas de la región de Andalucía (sur).

Además, por primera vez, la Giralda sevillana -uno de los monumentos españoles más emblemáticos- lució de color azul para festejar la llegada de Sus Majestades, una iniciativa que ya era habitual en otras ciudades europeas.

La cabalgata más antigua de España, la de la localidad mediterránea de Alcoy, reunió también a miles de niños que acudieron a ver en persona a los Magos de Oriente, que llegaron a lomos de dromedarios y arropados por músicos y “antorcheros”.

Pamplona (norte) volvió a bajar el puente levadizo del portal de Francia, una de las seis puertas de acceso que tenía esta ciudad amurallada, para dejar entrar a los Reyes, que fueron recibidos por el alcalde antes de recorrer las calles de la ciudad.

Sus Majestades traspasaron la frontera entre Portugal y España para visitar a los niños de la región de Galicia (noroeste) en una cabalgata conjunta integrada por nueve carrozas y que, a su paso por la localidad española de Tui y la portuguesa Valença do Miño repartió más de 1.000 kilos de dulces.

Nerviosos, sonrientes e ilusionados, los recibieron los niños de las nueve provincias de Castilla y León (centro), donde el intenso frío no supuso un obstáculo para la llegada de Sus Majestades en tren o conduciendo originales coches antiguos.

Pero además, este año, los Reyes Magos tuvieron un detalle con los jóvenes integrantes del movimiento 15-M y, adelantándose a su llegada, repartieron carbón este miércoles, junto a un grupo de ‘indignados’, en tres entidades bancarias de la ciudad de Albacete (sureste)para protestar por el papel de los bancos durante 2011. EFE

ajs/sm

Sitio web imágenes: viajes.net; fotos.lainformacion.mx;