Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Paraguay dona a Ecuador 4.000 vacunas antirrábicas

Paraguay donó 4.000 vacunas antirrábicas a Ecuador, después de que en el país murieran al menos 12 personas en la Amazonía ecuatoriana a finales de 2011 por un brote de rabia provocado por mordeduras de murciélagos hematófogos, informó este viernes el Ministerio de Salud Pública (MSP).


Publicidad

Esta acción de cooperación fortalece las medidas sanitarias del Ministerio de Salud para el control de la rabia humana silvestre en el país“, detalló hoy el MSP en un comunicado.

Estos medicamentos fueron entregados al Banco Nacional de Vacunas para que se distribuyan a nivel nacional y servirán para “contrarrestar la rabia humana silvestre, causada por la mordedura de murciélagos hematófagos”, indica el comunicado.

El brote de rabia se inició el 3 de noviembre y afectó a las comunidades indígenas de Wampuik, Tarimiat y Tsurik Nuevo de la provincia de Morona Santiago, en el sur del país y fronteriza con Perú.

La primera víctima fue una niña de cinco años, de la comunidad Tsurik, mientras que el martes 8 de noviembre una ambulancia aérea trasladó a un niño de nueve años y una niña de once hasta a un hospital de Cuenca, en la sierra andina, donde fallecieron al cabo de pocas horas, subrayó el Ministerio en un comunicado.

En ese entonces, fallecieron siete niños (entre ocho y once años), dos adolescentes, ambas de quince años, y dos mujeres adultas, una de ellas embarazada de ocho meses, por lo que el Ministerio de Salud Pública contabilizó al feto como la muerte número 12.

Hasta ahora, señala el comunicado del MSP, se han vacunado a 2.111 personas con la séptima dosis de la vacuna antirrábica, de las diez que tiene en total el tratamiento de las comunidades afectadas.

Asimismo, continua un proceso de vacunación en comunidades ubicadas alrededor de los 20 kilómetros de Wampuik, Tarimiat y Tsurik Nuevo, donde se detectó el brote de rabia.

Esta situación llevó al presidente del país, Rafael Correa, a decretar el 8 de diciembre de 2011 el estado de excepción sanitaria en la zona afectada para controlar el brote de rabia y agilizar hacia la región. EFE