Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quito recibe el Premio de Patrimonio Reina Sofía

La reina Sofía de España entregó este miércoles el VII Premio Internacional de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural que lleva su nombre al Ayuntamiento de Quito, por el proyecto arqueológico de Tulipe, y a una hermandad brasileña del estado de Minas Gerais por preservar las tradiciones de la región.


Publicidad

Acompañada por el ministro español de Cultura, José Ignacio Wert, doña Sofía presidió esta entrega de premios en la Casa de América de Madrid, donde recibieron también sendas menciones honoríficas el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos (Bolivia) y la Universidad Federal do Rio Grande do Sul (Brasil).

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, recogió de manos de la reina el premio otorgado en la categoría de “Patrimonio Material” al Instituto Metropolitano de Patrimonio de la capital ecuatoriana, entidad que gestiona junto a la comunidad local el proyecto de Tulipe, un vestigio arqueológico de la cultura yumbo, que dominó esas tierras aproximadamente a partir del año 400 antes de Cristo.

Barrera expresó el honor que supone esta distinción para su municipio, comprometido en la preservación del patrimonio cultural con la implicación de la población de Quito, y subrayó que la conservación y apertura al público de los vestigios encontrados en este yacimiento constituye una “importante fuente de ingresos” para la comunidad local, que permite “mejorar su calidad de vida”.

La excavación del sitio arqueológico de Tulipe, su restauración y la difusión de los restos encontrados en un museo han convertido en un referente de identidad cultural este conjunto monumental, “único en su género en América Latina”, en palabras del alcalde, que posibilita la reconstrucción de la vida del pueblo yumbo en lo que puede definirse como “un santuario de conocimiento y religiosidad”.

El Instituto Metropolitano de Patrimonio Cultural ya anunció que invertirá los 30.000 euros del premio en la mejora del sitio, posiblemente incluso con una ampliación del área de trabajo del yacimiento, en el que ya se han descubierto numerosos petroglifos y ocho piscinas de piedra conectadas a acueductos, alguna de las cuales servía de espejo para contemplar las estrellas.

Doña Sofía entregó el premio correspondiente a la categoría “Patrimonio Inmaterial” al procurador de la Hermandad Nuestra Señora do Rosario dos Homens Pretos de Morro Vermelho, Charles Eládio Nazareth Faría, por la contribución de este colectivo a la recuperación y divulgación de una de las tradiciones y festejos populares más antiguos de Minas Gerais.

El jurado del premio valoró que, a través de sus proyectos “Cavalhada Mirim” y “Alúa na Escola”, esta hermandad ha vinculado a niños y jóvenes de la comunidad con el ambiente cultural de la región y ha contribuido a estimular en ellos la formación del sentido crítico e intelectual.

En una breve intervención, el procurador de la hermandad agradeció a la reina y al Gobierno español un reconocimiento que ayuda a su organización a recrear la monumentalidad de los festejos tradicionales de Minas Gerais y a recordar al mundo que Brasil es también cultura y arte, más allá del estereotipo de carnaval, fútbol y playas.

En cuanto a las dos menciones honoríficas de este Premio Internacional Reina Sofía, al que concurrieron 32 candidaturas de once países, fueron recogidas por el director artístico del Festival Internacional de Música de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, Piotr Nawrot, y por el secretario de Patrimonio Histórico de la Universidad de Rio Grande do Sul, André Luis Martinewski.

El jurado ha querido distinguir así el trabajo de rescate y de difusión de la música misional de Chiquitos y Moxos, en Bolivia, y la recuperación de siete edificios del siglo XIX en el Campus Centro de la universidad brasileña de Rio Grande do Sul. EFE

1 Comentario el Quito recibe el Premio de Patrimonio Reina Sofía

  1. Este premio lo debía recibir el arqueólogo Holguer Jara, quien hace ya varios años emprendió y coordinó este proyecto con el ex-FONSAL. Qué verguenza!, que sean políticos, que nada tienen que ver con realizaciones de administraciones anteriores (además), quienes viajen al exterior, se luzcan y al mismo tiempo se hagan publicidad…

Los comentarios están cerrados.