Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos muertos y más de 2.000 afectados por lluvias

Al menos dos personas murieron ayer y más de 2.000 resultaron afectadas como consecuencia de las intensas lluvias caídas en varias zonas de Ecuador, informó la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).


Publicidad

Dos adultos murieron y un menor se encuentra desaparecido por un deslizamiento de tierras en el sector de La Maná, en la provincia de Cotopaxi, que se encuentra incomunicada porque el alud también taponó la carretera de ingreso, señaló la Secretaría en sus informes difundidos en su portal web.

La temporada de lluvias, que empezó hace más de un mes, se prolongará, según los pronósticos meteorológicos, hasta mayo, y de momento ha afectado a más de 50.000 personas sólo en la zona costera.

El Gobierno ecuatoriano ha declarado en situación de emergencia a las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, El Oro, Los Ríos y Loja.

Otro deslizamiento taponó el río Coaque, en la zona turística de Pedernales, en la provincia de Manabí, y se han evacuado a unas 1.500 personas, indicó la SNGR.

También en la capital de la provincia de Los Ríos, Babahoyo, dos barrios resultaron inundados por las fuertes lluvias que afectaron a 158 viviendas.

En Tulcán, capital de la provincia andina de Carchi, fronteriza con Colombia, la crecida del río Tajamar afectó a algunos barrios, por lo que fueron evacuadas más de 80 personas.

El temporal también se sintió ayer en Cuenca,  donde cayó un fuerte aguacero acompañado de granizo, que tiñó de blanco varias zonas de la ciudad y afectó el tránsito de vehículos.

Informes periodísticos dieron cuenta de que varias carreteras han sido afectadas por deslizamientos de tierra, como la que une las localidades de Aloag y Santo Domingo, considerada la más importante en la conexión entre la sierra andina y la costa.

Según esas fuentes, una persona habría desaparecido arrastrada por una corriente de lodo cuando intentaba cruzar por una zona afectada por derrumbes en esa vía. EFE