Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quito integrará el metro con el transporte actual en el 2015

Los quiteños podrán tomar el metro y los buses con el mismo billete cuando se construya el tren subterráneo, cuya entrada en funcionamiento provocará un rediseño de las rutas de autobuses de la ciudad, según informaron este lunes técnicos del Metro de Madrid, que realizan los estudios al respecto.


Publicidad

Francisco Gómez, uno de los expertos, explicó en una rueda de prensa que habrá “un sistema integrado de tarifas” de los autobuses y el metro, que se espera inaugurar en 2015.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, señaló que el billete valdrá unos 0,40 dólares por trayecto, mientras que ahora el autobús cuesta 0,25, pero el costo real de los recorridos es más alto, porque las personas a menudo utilizan más de un autobús al día.

Según Gómez, con el metro se tardará 34 minutos ir de norte a sur de la ciudad, o viceversa, un recorrido que ahora es de casi dos horas en automóvil, lo que “será un beneficio” porque además de reducir el número de vehículos privados en las calles se podrán destinar los autobuses que ahora hacen ese trayecto a otras rutas.

Gómez detalló que el metro se conectará con algunas paradas con el sistema actual de metrobus -autobuses que transitan por un carril exclusivo- y de autobuses, con la finalidad de que se complementen.

Asimismo, habrá “estaciones de transferencias” en las que llegarán “las líneas exprés” de localidades cercanas y “líneas transversales”, de este a oeste, que se unirán al metro.

El Sistema Integral de Transporte Masivo (SITM), como se conoce el proyecto, servirá para “modernizar la movilidad” en la capital, que tiene más de 2 millones de habitantes, según Gómez.

Cuando se concrete, el 93 % de sus habitantes tendrá cerca de su casa una estación de autobús o de metro, en un sistema que estará “integrado”, dijo el experto español.

“El eje vertebrador” de ese sistema será una línea de metro de 23 kilómetros de longitud y 15 estaciones, que cruzará de norte a sur la ciudad, la cual tiene una disposición alargada.

Construirlo costará 1.400 millones de dólares, la mitad de los cuales serán aportados por el Gobierno, mientras que Barrera aseguró en una entrevista reciente con Efe que existe el compromiso firme del Banco Europeo de Inversiones, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento para cofinanciarlo.

Según los estudios, centenas de miles de personas usarán el metro una vez que esté en marcha, lo que implicará un ahorro de 400.000 viajes diarios en vehículos. EFE

1 Comentario el Quito integrará el metro con el transporte actual en el 2015

  1. En base a las experiencias previas en Quito.
    -Tenemos un corredor central (Trolebus) en el que se implemento el cobro con tarjeta, actualmente te dan un papelito poruqe los tornos y las tarjetas no se sabe que paso, pero ya no se usan. A pesar de tener un carril exclusivo, en horas pico se invade por la desesperación del tráfico. El servicio en sí es lento en el tramo sur hasta la parada del Consejo Provincial, donde ya pasa a ser aceptable. El recorrido va desde Quitumbe (Terminal Terrestre Sur) hasta el terminal de la Y. Igual en algunos tramos siguen pasando los mismos buses de siempre creando más tráfico.
    – Existe un corredor oriental (Ecovía) desde Chimbacalle hasta la calle Roca, en este igual el cobro es manual a través de boletos, es lento y desesperante, además siguen pasando los buses en las  mismas avenidas por las que transita el ecovía.
    – Existe el corredor occidental (Metrovía) desde la Universidad Central hasta el Terminal Terrestre Norte. Igual el cobro del pasaje es manual mediante boletos a pesar de que existía la infraestructura inicial. Este servicio es el que se percibe como el más ráidod e los 3. Siguen pasando buses en las vías.
    Como vemos el tal servicio integrado es percibido como lento e ineficiente. Espero que este proyecto no sea otro igual que los anteriores, en los que el papel aguanta todo, pero los resultados no siempre son los esperados, y a ver si por fin quitan o cambian las rutas de los buses que son los que crean el trafico.
    Saludos

Los comentarios están cerrados.