Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuatoriano agredido brutalmente en EEUU recibe atención

La Secretaría Nacional del Migrante (Senami) informó este viernes que están dando asesoría legal y médica al ecuatoriano Jaime Bolívar Méndez, quien fue brutalmente agredido por cuatro personas en Nueva York.


Publicidad

El ecuatoriano, de 42 años, fue agredido el pasado domingo en la localidad de Peeskill, en el norte del estado de Nueva York, por cuatro jóvenes que le golpearon hasta dejarlo inconsciente cuando se dirigía a su hogar.

La Senami creó un equipo conformado por la Directora Administrativa de Iniciativas para el Inmigrante del Centro de Salud Hudson River Health Care de Peekskill, Vilma Vélez, el Presidente de la Asociación de Pastores del Área de Peekskill, monseñor Michael Champion, y unos abogados, quienes harán un seguimiento de la situación de Bolívar, detalló la institución en un comunicado.

Este equipo visitó esta semana al ecuatoriano agredido, quien fue dado de alta, pero sigue dolorido por los golpes recibidos tras la paliza.

“En el momento que ingresó a la casa, tenía la cara hinchada y yo me asusté mucho y llamé a mis hermanos”, dijo recientemente Cecilia Uday, su esposa.

La Senami, que tiene sede en Nueva York y contrató a los abogados para este caso, también dará seguimiento a las investigaciones, por lo que ya han tenido contacto con el Departamento de Policía de Peekskill y con el que tienen previsto mantener una reunión el próximo lunes 11 de junio.

El secretario Nacional del Migrante, Francisco Hagó, resaltó recientemente en una rueda de prensa que Bolívar no tenía seguro médico.

La Senami se ha comprometido a acompañar “permanentemente al compatriota, hasta que obtenga un seguro por emergencia en el Centro de Salud Hudson River”, resaltó el comunicado emitido hoy.

Asimismo, esta institución brindará atención psicológica a los dos hijos del agredido, ambos menores de edad. EFE