Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Astronautas reparan perno en la Estación Espacial

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — Tras una caminata por el espacio, los astronautas superaron el obstáculo de un perno atascado e instalaron el miércoles una crucial caja de interruptores para así reanimar el sistema eléctrico de la Estación Espacial Internacional.


Publicidad

“Parece que repararon la estación”, dijo por radio el Control de Misión a los tripulantes. El problema redujo la electricidad disponible en el laboratorio orbital y varios equipos tuvieron que ser apagados.

Los ingenieros en tierra y los astronautas en órbita trabajaron incansablemente durante el fin de semana del Día del Trabajo, que en Estados Unidos se celebra el primer lunes de septiembre, para elaborar herramientas improvisadas a fin de limpiar las virutas de metal del hueco del perno problemático, después de un intento fallido de conectar la nueva unidad de energía la semana pasada.

En esta ocasión, Sunita Williams de la NASA y el japonés Akihiko Hoshide estaban armados de un cepillo de dientes azul, un estropajo metálico y otras herramientas improvisadas.

Los dos caminantes espaciales lubricaron el perno pegajoso, le aplicaron presión extra adicional e incluso hicieron un poco de forcejeo a la vieja usanza. También cepillaron y retiraron la mayoría de las virutas metálicas, restos descubiertos durante la caminata espacial de ocho horas del jueves, una de las más largas de la historia. La excursión del miércoles duró seis horas y media.

Aunque la Estación Espacial ha permanecido estable, la NASA tenía prisa en solucionar el problema ante la inminente partida del astronauta estadounidense que maneja el brazo computarizado desde el interior, Joseph Acaba. Volverá a la Tierra en semana y media.

En total, la estación espacial tiene cuatro de estas unidades de interruptores, que transmiten electricidad de ocho paneles solares. Con una unidad inoperante, el complejo orbital sólo podía extraer energía de seis de esos paneles.

El flujo de electricidad disminuyó aún más durante el fin de semana, cuando otro problema impidió el acceso a otro panel solar. Eso había dejado a la estación espacial funcionando con tan sólo cinco paneles, una situación vulnerable.

Tras cuatro horas y media de caminata espacial, Hoshide dio el miércoles el parte positivo: “Está asegurado”.