Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Levantan situación de emergencia por incendios en Quito

Las autoridades del Municipio de Quito levantaron este miércoles la situación de emergencia que habían aplicado el pasado 7 de septiembre por la oleada de incendios forestales que se desató en la ciudad y sus alrededores, que afectaron a más de 3.000 hectáreas.


Publicidad

El alcalde, Augusto Barrera, indicó a la prensa que el cambio en el nivel de alerta se redujo debido a que la sequía ha remitido y a que en las últimas horas no se han presentado nuevos incendios en el distrito metropolitano.

No obstante, aclaró que se mantendrá una situación de “alerta amarilla”, de vigilancia, y que el control central (Sala situacional) del Municipio seguirá en actividad permanente ante posibles nuevas emergencias.

En un comunicado, el Municipio de Quito recordó que la emergencia declarada por los incendios permitió la movilización de recursos y personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía para apoyar el trabajo de los bomberos, que vieron desbordada su capacidad para apagar los incendios.

Según Barrera, “3.796 hectáreas han sido afectadas” por las llamas, lo que equivale al 1 por ciento de la superficie del distrito metropolitano.

Asimismo, el alcalde explicó que del total del área afectada, un 16 % corresponde a bosques húmedos, el 24 % a arbustos, el 7 % a páramos, el 6 por ciento a bosques de eucaliptos, el 4 % a cultivos, el 13 % a pastos y un 30 % a otro tipo de espacios.

“Sobre la base del análisis de zonas afectadas se preparará el plan de reforestación”, precisó Barrera.

De su lado, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) estima que la capital del país fue una de las más afectadas por los incendios ocurridos en el último mes y que obligaron a declarar en “emergencia naranja”, de precaución, a una decena de provincias del país.

Ecuador ha recibido apoyo de Brasil, Chile, Colombia y Venezuela, que enviaron medios aéreos (helicópteros y un avión) y personal para combatir los incendios. EFE