Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

12 años de cárcel para coyotero que gestionó viaje de Fredy Lala

El Tribunal Segundo de Garantías Penales de Cañar condenó a 12 años de prisión por tráfico de personas José Arcesio Vásquez Marín, hallado culpable de propiciar el viaje hacia Estados Unidos de un ecuatoriano que sobrevivió a una masacre de 72 migrantes en México, en 2010, según informó este miércoles la Fiscalía.


Publicidad

Vásquez Marín, quien tiene pendiente otro caso por el mismo delito, deberá pagar, además, una multa de 8.790 dólares y un monto aun por determinarse por daños y perjuicios.

El Tribunal accedió al pedido de la Fiscalía y le sentenció a 12 años de “reclusión mayor extraordinaria” por tráfico de personas con el agravante de “lesiones físicas y psíquicas causadas a Fredy Lala” Pomavilla, el emigrante ecuatoriano.

Lala Pomavilla logró escapar malherido de la masacre, ocurrida en agosto de 2010 en un rancho cercano al municipio mexicano de San Fernando en Tamaulipas, y alertó a las autoridades mexicanas, que encontraron los cadáveres de ciudadanos de Brasil, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Honduras.

El ecuatoriano señaló como autores de la matanza a Los Zetas, uno de los grupos más violentos del crimen organizado en México, y está en un programa de protección de testigos junto con su familia.

El Tribunal había declarado culpable a Vásquez Marín el pasado 9 de octubre tras una audiencia de cinco horas en la que lo reconoció el propio Lala Pomavilla.

Además de él, testificaron su esposa, su padre, un agente de la Policía Judicial y un médico, pese a que según el Ministerio del Interior el acusado había amenazado de muerte a algunos de los testigos.

Lala recibió un impacto de bala en el cuello y otro en el pómulo derecho, además de sufrir secuelas psicológicas permanentes, según afirmó el médico Miguel Méndez.

La Fiscalía presentó como pruebas registros de llamadas realizadas desde el teléfono celular de Vásquez Marín, depósitos bancarios a su favor y el rastro de los movimientos migratorios realizados por Lala Pomavilla y su padre.

El condenado estuvo prófugo desde marzo de 2011, cuando se presentaron cargos contra él, hasta el pasado 1 de agosto, fecha en que fue capturado en la provincia ecuatoriana de El Oro.

Vásquez Marín se encuentra actualmente en el Centro de Rehabilitación Social de Máxima Seguridad de Guayaquil. EFE

*Foto: Diario Hoy