Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Persiste posibilidad de mayor actividad en el volcán Tungurahua

Quito, 27 dic (EFE).- Pese a una leve reducción en el pulso eruptivo que experimenta desde hace dos semanas el volcán ecuatoriano Tungurahua, los científicos que vigilan su comportamiento advirtieron hoy que persiste la posibilidad de que su actividad vuelva a aumentar.


Publicidad

Desde esta mañana se registró una señal sísmica de larga duración (tremor) “que va incrementándose en amplitud y energía con el paso del tiempo”, señala un último informe especial difundido esta tarde por el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

Además, precisa que de forma paralela se ha reportado la generación de “bramidos de fuerte intensidad escuchados por los moradores de las zonas aledañas al volcán”.

Asimismo, asegura que persiste una deformación en la parte superior del flanco norte de la montaña, según la información obtenida de los sensores ubicados en la montaña, lo que supone que “el edificio volcánico no retorna aún a niveles considerados como base” y que “se mantiene un patrón inflacionario”.

“Se continúan recibiendo reportes de caídas de ceniza en poblaciones ubicadas cerca al volcán como Manzano, Pillate, Cahuají, Choglontús, entre otras”, precisa el informe del IG.

Concluye que el actual pulso eruptivo “no ha concluido” y que se mantiene “la probabilidad de que se continúen produciendo las columnas de emisión con ceniza, se genere un mayor número de explosiones y posibles nuevos flujos piroclásticos (rocas candentes)”.

Asimismo, señala que las mediciones efectuadas sobre el volumen de ceniza y dióxido de azufre (SO2) liberado en los último días por el coloso, muestran niveles bajos, lo que sugiere que la inyección de magma mantiene la presión interna y es la que genera los sismos y explosiones actuales.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) de Ecuador mantiene en una situación de “alerta naranja” -la segunda de mayor nivel tras la roja- a las zonas identificadas como peligrosas en las provincias de Tungurahua y Chimborazo, que comparten la montaña en sus límites.

El volcán Tungurahua, de 5.016 metros de altitud y situado a unos 80 kilómetros al sur de Quito, empezó su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado periodos de alta actividad con lapsos de relativa calma. EFE

* Foto difundida por Diario El Comercio