Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rio entra en receso tras júbilo para recibir papa

RIO DE JANEIRO (AP) — Tras una jornada de júbilo y fervor religioso, Rio de Janeiro comenzó el día lentamente, con llovizna persistente y neblina densa. Pero por la noche el escenario cambiará: la iglesia Católica inaugurará con la presencia de cientos de miles de peregrinos la Jornada Mundial de la Juventud.


Publicidad

Es feriado en la ciudad carioca y las playas a lo largo del malecón están vacías. Algunos transeúntes caminan cerca del templete donde por la noche será inaugurada una edición más más de la Jornada Mundial de la Juventud por el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, Cardenal Dom Stanislaw Rylko.

El papa Francisco agradeció en un mensaje de su cuenta de Twitter el cálido recibimiento en Brasil.

“Gracias. Gracias. Gracias a ustedes y a las autoridades por haberme dispensado una acogida tan cálida en tierra carioca”, dijo Francisco.

El pontífice no apareció públicamente, pero integrantes de su comitiva participaron en diferentes actividades para conmemorar la Jornada que la Iglesia celebra desde 1984 y se realizan cada dos o tres años.

Una medalla con la imagen sonriente del papa Francisco fue presentada el martes a autoridades eclesiásticas en conmemoración de la visita del pontífice a Brasil por la Jornada Mundial de la Juventud.

La presentación de la medalla iba a ser realizada a los pies de la estatua del Cristo Redentor, uno de los símbolos de Rio de Janeiro, pero el mal tiempo obligó a trasladar el evento a la residencia de Sumaré, donde Francisco permanece alojado.

La medalla muestra en su cara el rostro sonriente de Francisco en relieve con la leyenda “Visita del Papa a Brasil. 2013” sobre un fondo que recuerda el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, que será visitado el miércoles por el pontífice. En el reverso aparece una composición con las dos ciudades que visitará el papa en Brasil, Rio de Janeiro y Aparecida.

La Casa de la Moneda informó en su página de internet que tiene previsto acuñar 10.000 medallas conmemorativas, de las cuales 7.000 serán de bronce por un valor de 20 dólares, 2.950 en plata valoradas en poco más de 100 dólares y 50 en oro, que serán producidas por encargo.

Francisco no tenía actividades públicas en su agenda del martes, pero para miércoles tiene previsto ir a la ciudad de Aparecida para oficiar misa en el santuario de la patrona de Brasil, la Virgen de Aparecida, y al final del día acudirá a un hospital de Rio de Janeiro donde son atendidos jóvenes con problemas de drogas.

“Nosotros vamos a empezar con 40 camas de atención al drogadicto y duplicarlas hasta fin de año. El papa nos ha elegido a nosotros nos parece (porque) nosotros somos un órgano de asistencia a la salud, tenemos el nombre de Francisco, como él, entonces nosotros creemos que hay algo de una identificación con la misión apostólica de su pontificado con nuestra misión asistencial”, comentó Italo Marsili, director del Hospital San Francisco, de Rio.

Dijo que la institución ha recibido 2,6 millones de dólares de la Conferencia Episcopal Italiana para la reforma de su edificio, para las camas para drogadictos y para necesidades de mantenimiento en general.

La Jornada Mundial de la Juventud tenía hasta el martes 355.000 peregrinos inscritos de 175 países, siendo que la gran mayoría (220.000) son brasileños, seguidos de Argentina con 23.000, Estados Unidos con 10.800, Chile con 9.200, Italia con 7.700, y Venezuela con 6.150, dijo la hermana Shalane Machado, encargada del registro de participantes.

Indicó que personas continuaban llegando a registrarse el martes y se espera que otros lo hagan los próximos días, aunque no dio una previsión de lo que podría ser el número final de inscritos.

Por su parte, la hermana Graca Maria, encargada del hospedaje de los peregrinos, dijo que contaban con 127.862 cupos en casas de familias y 227.747 en instituciones como colegios, clubes y parroquias que ofrecieron espacio para los visitantes.

Dijo no tener el dato de cuántos de esos cupos fueron efectivamente ocupados por los peregrinos, pero aseguró que la disponibilidad supera la necesidad porque no todos los inscritos solicitaron alojamiento porque permanecen en hoteles, viven en la zona de Rio o consiguieron donde dormir con amigos o familiares.

— — —

Peregrinos duermen en la playa de Copacabana pocas horas antes de que la Iglesia inaugure la Jornada Mundial de la Juventud, evento en el que se espera la participación de cientos de miles de fieles procedentes de varios países de América Latina. Rio de Janeiro, martes 23 de julio de 2013. (AP foto/Nicolas Tanner)