Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vecinos describen carácter de pistolero de Florida

HIALEAH, Florida, EE.UU. (AP) — Un hombre que mató a seis personas en una balacera en un edificio de departamentos del sur de Florida fue descrito como un hombre tranquilo que llevaba a su madre a sus citas médicas, pero también era conocido por gritarle y enfrascarse en peleas.


Publicidad

Las descripciones contradictorias de Pedro Vargas de 42 años, emergieron cuando la policía trató de averiguar por qué incendió el departamento en el que vivía con su madre y después mató seis personas antes de que la policía lo eliminara.

Durante las ocho horas que duró el enfrentamiento, los horrorizados residentes se ocultaron en sus viviendas, y por momentos escucharon la acción tan de cerca que pudieron oír las negociaciones entre el pistolero y la policía, dijeron el sábado las autoridades y testigos.

Cuando el enfrentamiento amainó, Vargas retuvo a dos rehenes a los que amenazaba con un revólver hasta por tres horas en su departamento hasta que un equipo de fuerzas especiales ingresó y lo mató, dijo la policía. Los rehenes salieron ilesos.

“Nadie sabe por qué actuó de la manera que lo hizo”, dijo el teniente Carl Zogby, vocero del Departamento de Policía de Hialeah.

Los detectives investigaban si Vargas tuvo alguna pelea con el administrador del edificio tal como algunos residentes creían. Su madre no estaba en casa cuando ocurrió la balacera.

“Era un buen hijo”, dijo Ester Lazcano, que vivía en el mismo piso que Vargas y su madre. “La llevaba en la mañana para realizar diligencias” y a sus citas con el médico.

Lazcano relató que estaba en la ducha cuando escuchó los primeros disparos, y a continuación siguieron por lo menos una docena más. “Sentí los disparos”, comentó.

Miriam Valdés, de 70 años, estaba en el departamento de una amiga a dos puertas. Dijo que escuchó cómo los oficiales trataban de convencer a Vargas de que se rindiera.

Relató que el pistolero primero pidió ver a su novia y después a su madre, pero se negó a cooperar.

Valdés afirmó Vargas también era conocido como una persona difícil que a veces se enfrascaba en peleas y le gritaba a su mamá.

“Era un abusivo”, comentó. “No tenía ningún amigo aquí”, agregó.

La policía fue llamada al complejo de departamentos de cinco pisos habitado por personas de edad avanzada en Hialeah, en el noroeste del centro de Miami el viernes a las 6:30 de la tarde. En las primeras llamadas se informaba de un incendio, pero cuando los bomberos llegaron, escucharon disparos y avisaron a la policía, informó Zogby.

Vargas, que no tenía antecedentes penales, roció un combustible líquido en su departamento del cuarto piso. El administrador del edificio Italo Pisciotti, de 79 años, y su esposa Camira Pisciotti, de 69, vieron el humo y corrieron a la vivienda, agregó Zogby. Cuando llegaron, Vargas abrió la puerta y los mató a balazos.

A continuación Vargas volvió al departamento incendiado e hizo de 10 a 20 disparos a la calle con su pistola de 9 milímetros. Una de las balas mató a Carlos Javier Gavilanes, de 33 años, quien estacionaba su automóvil al volver a casa de su trabajo. Zogby dijo que su cadáver fue hallado junto a su vehículo.

El pistolero bajó a un departamento del tercer piso donde mató a Patricio Simono, de 54 años, a su esposa Merly Niebles de 51, y a su hija de 17 años, que fue identificada por un familiar como Priscilla Pérez.

Los agentes policiales y Vargas se enfrascaron en una balacera que duró varias horas y una persecución del atacante de un piso a otro.

Varias horas después, Vargas entró por la fuerza a un departamento del quinto piso y tomó a dos personas como rehenes. El sargento Eddie Rodriguez dijo que los negociadores y los miembros de un grupo de élite de la policía trataron de hablar con él a través de la puerta.

Finalmente ingresaron al departamento y eliminaron a Vargas en medio de una intensa balacera.

Vargas todavía tenía una gran cantidad de municiones cuando fue abatido, dijo Rodríguez.

____

Trabajadores de la morgue del Condado Miami-Dade sacan un cadáver del lugar donde ocurrió un tiroteo en el que murieron siete personas, entre ellos el agresor, en un edificio de apartamentos en Hialeah, Florida, el sábado 27 de julio de 2013. (Foto AP/Alan Díaz)

Noticias relacionadas

Tiroteo en Miami. Reportan un ecuatoriano entre los muertos

Este es el ecuatoriano asesinado en el tiroteo de Hialeah

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=TMarjwFss0Y