Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jóvenes que participaron en la Jornada de la Juventud piden refugio en Brasil

*El papa saluda a los fieles en su camino al palacio del arzobispado en Río. (AP foto/Felipe Dana)

BRASILIA (AP) — Al menos 40 peregrinos católicos que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud pidieron refugio en Brasil y varios de ellos alegaron sufrir persecución religiosa en su país de origen.


Publicidad

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados informó este jueves que las solicitudes de refugio de los jóvenes procedentes de países como Pakistán, Sierra Leona y República Democrática del Congo fueron presentadas a la organización católica Cáritas Arquidiocesana de Rio de Janeiro y de Sao Paulo.

Los jóvenes alegaron sufrir persecución por sus creencias religiosas o por conflictos armados en sus países de origen, explicó el organismo en un comunicado.

La jornada, que contó con la presencia del papa Francisco, congregó a centenares de miles de peregrinos de todo el mundo del 23 al 28 de julio en Rio de Janeiro.

Solicitudes de este tipo son analizadas en Brasil por el Comité Nacional Para Refugiados, adscrito al Ministerio de Justicia y que cuenta con participación de la ONU y de organizaciones de la sociedad civil.

Según el comunicado, al menos 12 de los solicitantes de refugio alegaron sufrir persecución por sus creencias religiosas en países donde el cristianismo es minoritario.

“Mi padre fue muerto por ser cristiano y siempre le dijo a mi madre que eso podía ocurrir con nuestra familia. Siendo también cristiano, la jornada fue la única oportunidad que tuve para conseguir visa para salir de mi país”, dijo un joven de Sierra Leona identificado por el alias de Peter Atuma en un relato al organismo de la ONU para refugiados. Su nombre real no fue revelado por considerar que su familia enfrenta peligro de represalias.

El tema de la persecución religiosa presenta un desafío para las autoridades brasileñas encargadas de conceder refugio.

“Haremos un acompañamiento detallado de estos casos porque el pedido de refugio por cuestiones religiosas es una cuestión compleja de decidir”, comentó André Ramírez, representante en Brasil del Alto Comisionado para Refugiados.

Ramírez explicó que los aspectos religiosos muchas veces se mezclan con aspectos políticos, lo cual dificulta su evaluación.

Mientras se resuelve su situación, los peregrinos que buscan refugio reciben ayuda de Cáritas, la entidad de la Iglesia Católica que brinda asistencia social a los necesitados.