Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Elián González representa a Cuba en Ecuador

Cuba (AP) — Elián González, que cuando niño fue centro de una fuerte disputa entre cubanos a ambos lados del Estrecho de La Florida, viajó como representante de Cuba a un encuentro de jóvenes en Ecuador y aseguró que su padre tomó una sabia decisión al regresarlo a la isla en el 2000.


Publicidad

González, ahora de 20 años de edad, fue invitado al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebra en Quito, Ecuador y en el cual participan unos 200 cubanos, que viajaron el pasado fin de semana, indicó un reporte del portal oficial Cubadebate.

Esta es la primera vez que sale de la nación caribeña desde el 2000 cuando que fue traído por su padre que lo fue a buscar a Estados Unidos.

“Creo que fue lo más sabio, fue una decisión siguiendo sus ideales, fue, también, en respuesta a la confianza que depositó Fidel (Castro) y la Revolución y todo el pueblo de Cuba en nosotros”, dijo González en una entrevista también publicada por Cubadebate.

“Es una decisión de la cual él (Juan Miguel González, padre del joven) nunca se ha arrepentido y yo nunca le he reprochado que la haya tomado”, agregó.

El joven estudia ingeniería industrial en una Universidad en la provincia de Matanzas –a unos 200 kilómetros a este de la capital–, de donde es oriundo.

En 1999, siendo un niño, González fue sacado del país por su madre y la pareja de esta, sin el consentimiento de su padre, en una embarcación con rumbo a La Florida, pero la rústica nave zozobro y la mujer murió en el naufragio. El menor fue encontrado flotando milagrosamente vivo por unos pescadores.

El reclamo de parientes lejanos de la Florida para que el menor se quedara en Estados Unidos –con el apoyo de grupos anticastristas de Miami– chocó con el deseo de su padre en Cuba que exigía su retorno.

Mientras, el presidente Fidel Castro comenzaba también una campaña por el regreso del menor que terminó en la justicia estadounidense y que falló a favor de que el niño volviera a la isla junto a su padre.

A pesar de su enorme popularidad, el joven sale poco en público y su familia y la seguridad del Estado cuidan permanentemente su privacidad.

“Soy un tanto tímido”, expresó González. “A mí me gustaría más pasar desapercibido. No me gusta ser, en donde esté, el centro de interés. Creo que pasar desapercibido es la forma de vivir más placenteramente, como cualquier muchacho normal”.

González, quien pocas veces ofrece entrevistas, reiteró el aprecio que él y su familia tiene por el ex presidente Castro al cual consideró como un padre.

“Gracias a estar en Cuba pude estar con mis padres, mis hermanos, mis abuelos. Pude regresar a mi barrio, a jugar con mis amigos de siempre”, indicó González.