Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lanza a su hijo de 3 años de un rascacielos. Y luego salta

Meses después de jurar en Facebook que sería “el mejor padre y esposo”, Dmitriy Kanarikov ha lanzado a su hijo de tres años de un rascacielos en Manhattan y luego ha saltado también él.

www.nydailynews.com

www.nydailynews.com


Publicidad

Meses después de jurar en Facebook que sería “el mejor padre y esposo”, Dmitriy Kanarikov ha lanzado a su hijo de tres años de un rascacielos en Manhattan y luego ha saltado también él.

Las autoridades dijeron que recibieron una llamada de emergencia que informaba sobre la caída de ambos de un edificio en la zona Upper West Side, aproximadamente al mediodía. Cuando los agentes llegaron al lugar, hallaron los cadáveres sobre los techos de dos edificios adyacentes. Un video de vigilancia del vestíbulo muestra a Dmitry Kararikov, entrando al edificio con el niño, a las 11h45 de la mañana del domingo.

Ni el hombre ni el niño vivían en ese edificio. Un testigo dice que el niño iba vestido con un pijama de navidad. Unos 20 minutos después, según la policía, un hombre vio caer un cuerpo en picada por su ventana. Una mujer que vive en el piso 29 también dijo que vio un cuerpo cayendo.

Dmitriy Kanarikov, de 35 años, fue declarado muerto en el lugar, pero el niño, Kirill Kanarikov, fue trasladado a un hospital cercano, donde se confirmó su muerte, dijo la policía.

La policía ha determinado que los padres del niño estaban en el medio de un divorcio contencioso y que la madre había ganado la custodia. Al padre, un analista de sistemas originario de Ucrania y actualmente residente en Brooklyn, se le permitió pasar parte del fin de semana con Kirill. Se dispuso que la entrega del niño se llevaría a cabo en un lugar neutral, en este caso la comisaría 17a de la Policía de Nueva York en el East Side de Manhattan.

El padre retiró a Kirill allí a las 10 am del domingo, con el compromiso de regresar al niño ahí a las 13h00. El tiempo era excepcionalmente cálido, como para llevarlo a Central Park, pero el hombre condujo hasta West 60th Street, donde parqueó y desde donde caminaron hasta el edificio, muy cerca del Lincoln Center.

Todavía nadie sabe por qué empezó el divorcio, en octubre, pero la policía cree que el hombre llevó al chico al edificio con la intención de causar el daño imaginable más profundo en su exmujer, aunque eso significaba matar a su propio hijo.