Ecuador, Miércoles 1 de octubre de 2014
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigan asesinato de joven en Cuenca causado por un español

La Policía investiga qué motivos llevaron a un joven español a apuñalar mortalmente a uno ecuatoriano en Cuenca para determinar si se trataba de un disputa por una chica o, como sostiene la familia de la víctima, por envidia del agresor.

La Policía investiga qué motivos llevaron a un joven español a apuñalar mortalmente a un ecuatoriano en Cuenca para determinar si se trataba de un disputa por una chica o, como sostiene la familia de la víctima, por envidia del agresor.

Publicidad

Johny David R., de dieciséis años, murió apuñalado el pasado lunes en Cuenca a manos de un compañero de instituto de la misma edad y fue enterrado el miércoles en esa ciudad.

Su familia presentó una denuncia por lo que considera un asesinato contra el agresor, que fue detenido.

Fuentes cercanas al caso consultadas por Efe dijeron que los investigadores tienen en cuenta que fue una agresión con ensañamiento, debido al gran número de puñaladas que recibió la víctima.

En el lugar del suceso se encontraron tres armas blancas y la familia del fallecido cree que el agresor no estaba solo.

Los compañeros de instituto de los dos chicos aseguraron que ignoraban que la enemistad entre los dos jóvenes fuera tan fuerte y apuntaron que la causa del enfrentamiento podía ser una chica.

Sin embargo, la madre de Johny David, Elder, afirmó a Efe que su hijo no fue agredido por una disputa sentimental a causa de una chica, sino que el joven español fue a asesinarle con premeditación, ya que le esperó en el portal tras llamarlo a través del teléfono interno de la vivienda donde estaba su hijo.

La madre del fallecido subraya que su hijo bajó a la calle desarmado y, aunque no descarta que pudiera haber motivos racistas en el crimen, cree que el agresor, que está detenido en el hospital, actuó por “envidia”.

Según la mujer, el homicida envidiaba lo bien que le iba a su hijo en un programa de cualificación profesional, donde hacía un módulo de Mecánica.

Por su parte, fuentes cercanas a la investigación dijeron que los dos menores se habían peleado en ocasiones anteriores e incluso habían llegado a grabar sus luchas en vídeos para subirlos a las redes sociales.

Las mismas fuentes subrayaron que la animadversión entre los dos chicos venía de lejos y se mostraron reticentes a la tesis del enfrentamiento por una chica. EFE