Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

No hay detenidos por el accidente que le costó su pierna a Yady, la futbolista colombiana

Yady, futbolista colombiana, cumple este 13 de marzo 22 años. Y lo que debió ser una fiesta con buena rumba al estilo de los caleños, se ha convertido en una tragedia que ni Yady ni sus familiares terminan de asimilar.

Yady, futbolista colombiana, cumple este 13 de marzo 22 años. Y lo que debió ser una fiesta con buena rumba al estilo de los caleños, se ha convertido en una tragedia que ni Yady ni sus familiares terminan de asimilar. Lejos de su casa, internada en un hospital de Guayaquil, el único motivo que tendría para celebrar es que sigue con vida, siendo Ecuador uno de los países con más altos índices de mortalidad por accidentes en sus carreteras. Está con vida pero perdió su vida, que era el fútbol, lamenta un primo. A Yady tuvieron que amputarle su pierna izquierda.


Publicidad

Yady Fernández Bravo integró la selección juvenil sub 17 de su país, que participó en el mundial de esa categoría en Alemania. Esto lo consiguió pese a haber emigrado niña de su país: a los 12 años ya vivía en España. Fue en Europa en donde comenzó a destacar en lo que siempre fue su máxima pasión.

Yady Vanessa, nacida en el Valle del Cauca, inició su carrera en las canchas de una escuela en Islas Canarias y luego pasó al Unión Deportiva Achamán, un equipo que compite a nivel regional y nacional, en España. Fue entonces que el técnico colombiano Ricardo Rozo supo de ella y no dudó en convocarla a la selección. Su posición estaba en la delantera.

Todo iba en España. A estas alturas, Yady ya era una futbolista profesional que ayudaba a mantener su hogar junto a su madre Seleni Bravo, que se las ha batido sola, desde cuando el papá de Yady murió, coincidencia trágica, en un accidente de tránsito. Juntas hicieron su vida en Europa, diez años ya, y juntas vinieron de visita, primero a Colombia, luego a Ecuador. Todo por ver a familiares que no habían visto hace muchos años.

A Guayaquil llegaron para visitar al primo Ramiro Fernández, de 36 años, un médico cirujano que se había instalado en esta ciudad. Con Ramiro, Yady salió en una moto rumbo a Montañita, la famosa playa que quería conocer. Su madre quedó en Guayaquil ese día y, por la tarde, recibió una llamada que le informaba de un accidente.

Esa llamada cambió la vida de toda la familia.

Una camioneta con cuatro ocupantes venía a exceso de velocidad, invadiendo el carril que no le correspondía. Los primos en su moto venían sin pensar que, en una curva, un carro los impactaría de frente. El golpe fue mortal para Ramiro y para Yady lesiones en la pelvis, en la clavícula, en el estómago. La pierna fue imposible salvar. Los que iban en el carro huyeron. Agarraron el primer bus que pasó y dejaron la camioneta abandonada. Hay testigos y, como suele ocurrir en estos casos, encontraron botellas de alcohol en su interior.

A Ramiro lo cremaron en Guayaquil y sus cenizas llegaron hasta Estados Unidos, en donde viven sus padres. Yady quedó en la ciudad, internada en el hospital Universitario, en donde ha sido operada dos veces. Está muy bien acompañada por su madre, su abuela, sus primos, que llegaron inmediatamente después que se enteraron desde Colombia.

La solidaridad también se siente en el reducido espacio que ocupa la paciente, especialmente con mensajes que provienen de Colombia y España, en donde su historia ya ha sido contada.
Yady3

desde España, llegan los mensajes de aliento a Yady, por parte de sus compañeras de equipo.

Ella está en pleno proceso de asimilación. Por momentos se pone muy positiva y hace planes en los que se ve como una gran motivadora para los más jóvenes. Después, se deprime. El hecho de aceptar que terminó su vida en las canchas de fútbol, la pone mal, muy mal y se echa a llorar.

De esos cambios están muy atentos sus familiares, listos para la difícil tarea de levantarle el ánimo. Su abuela y su primo, a más de estar con ella, también quieren una sanción para el irresponsable que le desgració la vida y mató al primo Ramiro. Tienen pistas, dicen que se trata de un militar de la FAE y ya tienen su abogado. Pero todavía nadie está detenido por este caso.

Del futuro poco se habla. Prevalece la palabra recuperación, que todos saben será muy lenta. Luego tocará ir a Colombia y, finalmente, regresar a España, en donde Yady todavía no pierde las esperanzas de volver, de alguna manera, a las canchas que tanto quiere.

Vídeos relacionados

-Vídeo en Colombia de la noticia del accidente de Yady

-Video reciente