Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

SIP condena atentado contra periodista mexicano y crimen de su hijo de 12 años

Miami (EE.UU.), 6 ago (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy el atentado contra el periodista mexicano Indalecio Benítez y su familia, en el que resultó muerto uno de sus hijos, y pidió a las autoridades una investigación expedita y llevar a los responsables ante la justicia.


Publicidad

Unos desconocidos atacaron el pasado viernes a Benítez Mondragón y a su familia en las afueras de su residencia en el municipio de Luvianos, y asesinaron a su hijo Juan Diego, de 12 años, destacó la SIP en un comunicado.

Benítez trabaja como periodista locutor en la radio comunitaria Calentana 98.1 FM, en el municipio citado.

“Ante este vil acto de violencia, las autoridades deben reaccionar con mayor fortaleza para garantizar la búsqueda de justicia con el propósito de frenar la impunidad y evitar que se repita“, subrayó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

Autoridades y medios locales informaron de que unos seis hombres encapuchados que se desplazaban en un taxi dispararon contra el locutor, su esposa y cuatro hijos, que viajaban en un automóvil.

Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda, exhortó a las autoridades a “actuar con mano firme y garantizar justicia por este y otros casos sin resolver en México”.

De acuerdo con la SIP, las autoridades no descartan ninguna hipótesis, entre ellas que el ataque pudo ser producto de su activismo en la radio a favor de la comunidad, de un intento de secuestro o de generar temor en la población.

Benítez Mondragón expresó su “impotencia” ante el asesinato de su hijo y el ataque contra él y su familia, y aseguró, a través de la página de internet de la emisora, que ignora el motivo de la agresión.

El locutor dijo que la radio no tiene filiación política o religiosa y aseveró que él no forma parte de ningún un grupo criminal ni tampoco había recibido amenazas. EFE