Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pasteur pone en marcha una “task force” internacional contra el ébola

París, 10 sep (EFE).- El Instituto Pasteur anunció hoy la creación de una “task force” internacional que va a movilizar a sus 32 centros en 25 países de todo el mundo para coordinar de manera más eficaz la lucha contra el virus del ébola a medio y largo plazo.


Publicidad

Su puesta en marcha ha sido decidida ante la rápida expansión de la epidemia, y busca, más allá de la urgencia inmediata, identificar las acciones clave dentro de la investigación necesaria y coordinar las intervenciones sobre el terreno.

Ese grupo operativo, según se avanzó en conferencia de prensa, aspira igualmente a permitir una mejor toma de conciencia sobre la agenda estratégica, económica y política, y a ofrecer de forma actualizada los medios que puedan ser útiles en el combate contra el virus.

Su creación está siendo examinada en un simposio de tres días iniciado hoy en la sede en París de la institución, cuyo director general, Christian Bréchot, admitió que la situación es “extremadamente difícil”.

Según los últimos datos suministrados ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de infectados por la epidemia de ébola que asuela África Occidental ha alcanzado las 4.269 personas, de las cuales 2.288 han muerto.

El Pasteur cuenta de momento con cinco de sus 32 centros dedicados de manera directa a esa enfermedad, lo que representa a unas cuarenta personas, pero va a implicar a todas sus bases, incluidas aquellas que no se encuentran en los países afectados.

Bréchot no quiso detallar cifras sobre el despliegue económico necesario pero sí explicó que será un trabajo compartido con otras instituciones internacionales, y que su arranque “es más una cuestión de implicación” que de dinero.

El instituto, fundado en 1887, pretende que los esfuerzos dedicados a este virus se mantengan una vez haya cesado la epidemia, para poder actuar de forma más reactiva si la problemática resurge en el futuro.

Entre los medios previstos está el envío a África Occidental de un laboratorio portátil de bioseguridad de alto nivel, financiado con fondos europeos y previsto en colaboración con el Instituto Nacional francés de la Salud y la Investigación Médica (INSERM) y la Fundación Mérieux.

Desde el Pasteur se consideró que hasta la fecha ha fallado el tener más centros sobre el terreno desde los que probar y evaluar tratamientos y futuras vacunas, que cuenten con la confianza de las autoridades locales.

El miedo que ese virus provoca entre la población, según añadió el director de ese instituto en Dakar, Amadou Sall, es otro de los puntos que ha agravado la situación, después de que algunas comunidades se negaran a cooperar.

Los expertos aseguraron no estar en disposición de afirmar si se ha producido una mutación del virus desde que se registró el primer caso del actual brote el pasado marzo en Guinea, pero apelaron a la necesidad de mantener la vigilancia, porque cualquier cambio podría hacer ineficaz los tratamientos contemplados. EFE