Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa aborda con líderes judíos el aumento del extremismo religioso en O.Medio

Itongadol/AJN.- A pocos días de Rosh Hashaná (año nuevo), el papa Francisco recibió en el Vaticano al Congreso Judío y le deseó en hebreo un “Shana tová umetuká (Feliz y dulce año nuevo)”.

Ciudad del Vaticano (EFE).- Cuarenta líderes judíos de todo el mundo se reunieron esta tarde con el papa Francisco en un encuentro “amistoso” en el que abordaron la situación en Oriente Medio y el aumento del extremismo religioso en la región.


Publicidad

Así se lo explicó a Efe uno de los componentes de la comitiva, el argentino Claudio Epelman, director del Congreso Judío latinoamericano y responsable para el diálogo con la Santa Sede del Congreso Judío Mundial (CJM).

El encuentro, de 40 minutos de duración, tuvo lugar en la residencia del papa, Santa Marta, y durante el desarrollo del mismo los líderes judíos y el papa intercambiaron su parecer sobre la situación en Oriente Medio y sobre el auge del extremismo religioso en el mundo.

En primer lugar, según recordó Epelman, expresaron su deseo de que la crisis entre Palestina e Israel se resuelva.

La misma fuente recordó durante la entrevista telefónica con Efe la respuesta del papa a este respecto, que para ellos fue “tranquilizadora”: “La ventana de la oración aún está abierta y con la oración y la voluntad de Dios las cosas pueden cambiar inmediatamente”.

El papa ha dado múltiples muestras de sensibilidad sobre este conflicto y muestra de ello es el viaje que emprendió en mayo a Tierra Santa o el histórico encuentro por la paz que celebró un mes más tarde en el Vaticano con el presidente de Israel, Simón Peres, y el palestino, Mahmud Abás.

En segundo lugar abordaron el auge del extremismo religioso, en concreto la persecución que muchos cristianos sufren en Oriente Medio.

El papa refirió que “antes les tocó a ustedes” (los judíos) pero que en la actualidad son los cristianos quienes son “discriminados y perseguidos” en diversas partes del mundo.

La comitiva judía, encabezada por el presidente del CJM, Ronald Lauder, coincidió con el papa en la necesidad de trabajar juntos para generar mayor entendimiento en Oriente Medio y aplacar, de ese modo, el fundamentalismo.

Al término del encuentro, el papa despidió a sus huéspedes uno a uno y regalándoles una moneda conmemorativa acuñada por el Vaticano con motivo del histórico viaje a Tierra Santa.

Epelman, que conoció a Bergoglio en sus tiempos de arzobispo de Buenos Aires, refirió que este encuentro fue programado con motivo del inicio del año nuevo judío (Rosh Hashana), el próximo 24 de septiembre.

La tradición judía marca que “para tener un año dulce hay que comenzarlo comiendo dulces” y por esta razón, los líderes obsequiaron a Francisco con una tarta de miel.

El pontífice, en alusión a esta tradición, les despidió deseándoles un “dulce año”.

El diálogo interreligioso es una de las máximas de Bergoglio, quien considera a los judíos los “hermanos mayores” de los cristianos.

Muestra de ello es que el día después de ser elegido pontífice envió un mensaje al rabino jefe de Roma, Ricardo de Segni, en el que ya expresaba su determinación a contribuir “al progreso que las relaciones entre judíos y católicos” en un espíritu de “renovada colaboración”.