Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El supuesto pederasta detenido hoy, acusado de cinco abusos a niñas en Madrid

El ministro del Interior de España Jorge Fernández dio detalles de la captura del pederasta.

Madrid, 24 sep (EFE).- El supuesto pederasta detenido hoy en el norte de España está acusado de cometer cinco abusos consumados y de intentarlo en otras tres ocasiones, siempre en Madrid, y cuenta con un amplio historial delictivo, en el que destaca una condena a siete años de prisión por abusar de una menor.


Publicidad

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó a los medios que el detenido en la ciudad de Santander es un hombre español de 42 años, acusado de cometer cinco raptos a menores de entre 5 y 11 años en poco más de un año y tres tentativas.

El ministro destacó que la Policía nunca se había enfrentado a un caso tan complejo, por lo que tuvo que contar con la colaboración del FBI y de otros expertos especialistas en análisis de conducta.

El arrestado cuenta con un “dilatado” historial delictivo por secuestros, detenciones ilegales, robos con violencia y violencia de género y había sido condenado en los años 90 a siete años de prisión por agredir sexualmente a una menor de 6 años.

Según el ministro, la difusión de datos de los sucesos complicó la investigación ya que hizo variar al pederasta sus pautas de actuación.

Otra complicación para la investigación, explicó el responsable de Interior, fue que las víctimas son de corta edad, por lo que su testimonio era “de escasa calidad”, además de que en algunos casos habían sido narcotizadas.

Según Fernández Díaz, el supuesto pederasta no tenía relación previa con ninguna de las niñas ni las había sometido a vigilancia.

El detenido, de carácter violento, se dedica a la compraventa de vehículos y de tecnología, es aficionado al culturismo y las artes marciales, y tiene relaciones con el crimen organizado.

Aunque residía en Madrid, se había trasladado a Santander ante la fuerte presión policial, donde era vigilado por los agentes desde hace dos semanas mientras se obtenía “la carga probatoria” para proceder a su detención hoy.

La Policía, que está registrando tanto el domicilio de la capital del que huyó como el lugar al que se había trasladado, ha localizado también la vivienda, ahora deshabitada pero que pertenece a su familia, en la que supuestamente cometió alguna de las agresiones.

El detenido, del que no se ha facilitado ni su identidad ni fotografías está siendo trasladado a la capital para pasar a disposición judicial. EFE