Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador pide que la salud sea un derecho y no un privilegio “para pocos”

La ministra ecuatoriana de Salud, Carina Vance, abogo este martes porque los países del continente americano trabajen para que el acceso a la salud sea un derecho fundamental y no un “privilegio de unos pocos”.


Publicidad

Vance participa en el 53 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para el continente de la Organización Mundial de la Salud (OPS), que se celebra en Washington hasta el viernes.

En declaraciones a Efe, la ministra expresó su deseo de que se puedan aprobar las resoluciones sobre obesidad y acceso a la salud que están planteadas en este Consejo, en el que participan autoridades sanitarias de los 35 países miembros de la OPS.

Tenemos que ser una región en la que la salud pasa de ser un privilegio de unos pocos que tienen dinero para comprar un servicio a ser un derecho fundamental y básico para todos“, aseveró.

Si bien reconoció que cada país tiene sus “políticas internas” es “un reto enorme” para la región “lograr sistemas de salud más equitativos, más solidarios”, que faciliten el combate a enfermedades y condiciones con impacto en la población como la diabetes o la hipertensión, que “se pueden prevenir”.

En cuanto a la lucha contra la obesidad, aseguró que “es algo que es impostergable” porque “somos la región en el mundo que más altos índices de sobrepeso y obesidad tiene”.

Según datos de la OPS, entre el 20 y 25 % de los niños menores de 19 años en América Latina tienen sobrepeso o son obesos. En Estados Unidos, un tercio de los niños de 6 a 19 años superan un peso saludable.

El consumo excesivo de alimentos procesados altos en calorías y bajos en nutrientes -especialmente la llamada comida chatarra y la comida rápida-, junto con el consumo de bebidas azucaradas y los bajos niveles de actividad física, son los principales impulsores de la epidemia de obesidad, apunta el organismo.

“Es nuestra responsabilidad por ende ser los catalizadores del cambio”, aseveró la ministra ecuatoriana.

En este sentido, apuntó algunas de las medidas que ha tomado su país como el etiquetado por colores para informar a los consumidores sobre la cantidad de grasa, azúcar y sodio de esos productos o la obligatoriedad de hacer una hora de ejercicio diario en todas las escuelas del país. EFE