Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nobel de Física a los desarrolladores de las luces LED

Una pantalla muestra los retratos de los tres japoneses Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura (en la pantalla), quienes fueron distiguidos por la Real Academia de las Ciencias de Suecia con el Premio Nobel de Física 2014 por inventar el diodo emisor de luz LED, en Estocolmo (Suecia), hoy, martes 7 de octubre de 2014. EFE

ESTOCOLMO, Suecia (AP) — Los japoneses Isamu Akasaki e Hiroshi Amano y el nipón-estadounidense Shuji Nakamura fueron galardonados el martes con el Premio Nobel de Física por la invención de los diodos emisores de luz azul, un descubrimiento que detonó el desarrollo de la tecnología de LED empleada para iluminar las pantallas de computadoras y los teléfonos inteligentes.


Publicidad

La Real Academia Sueca de Ciencias dijo que la invención tiene apenas 20 años “pero ya ha contribuido a crear luz blanca de un modo completamente nuevo en beneficio de todos”.

Durante años los científicos se habían esforzado por desarrollar los diodos azules, que son un componente crucial para producir luz blanca de los LED (diodos emisores de luz) , hasta que los tres laureados lo lograron a principios de la década de 1990.

Su obra transformó la tecnología lumínica, sentando las bases para las luces LED, que son más duraderas y eficientes que las fuentes de luz más antiguas.

“Triunfaron donde todos los demás habían fracasado”, dijo el comité del Nobel. “Los tubos de luz incandescente iluminaron el siglo XX y el siglo XXI será iluminado por las lámparas LED”.

Akasaki, de 85 años, enseña en la Universidad de Meijo y es profesor distinguido en la Universidad de Nagoya; Amano, de 54 años, es profesor de la Universidad de Nagoya; y Nakamura, de 60, nacido en Japón, es profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Akasaki dijo en una conferencia de prensa televisada a nivel nacional que muchas veces le habían dicho que su investigación no daría resultados dentro del siglo XX. “Sin embargo, nunca sentí que fuera así”, afirmó. “Sencillamente estaba haciendo lo que deseaba hacer”.

Akasaki y Amano produjeron sus invenciones mientras trabajaban en la Universidad de Nagoya y Nakamura cuando trabajaba en la compañía japonesa Nichia Chemicals. Construyeron sus propios equipos y realizaron miles de experimentos antes de lograr resultados.

En una declaración de su universidad, Nakamura dijo que se sentía honrado al recibir el premio. “Es muy satisfactorio ver que mi sueño sobre la iluminación LED se ha hecho realidad”, afirmó. “Espero que los bombillos de luz LED, eficientes en cuanto a energía, ayuden a reducir el uso de energía y a bajar el costo de la iluminación en el mundo”.

El comité del Nobel dijo que la tecnología LED contribuye a ahorrar los recursos terrestres porque una cuarta parte del consumo mundial de electricidad se emplea para iluminación.

Los LED son más eficientes que las fuentes de luz más antiguas y tienden a durar 10 veces más que las lámparas fluorescentes y cien veces más que las incandescentes.

“El LED azul es una invención fundamental que está modificando rápidamente el modo en que iluminamos cada rincón del hogar, la calle y el lugar de trabajo; una invención práctica que proviene de una comprensión fundamental de la física del estado sólido”, afirmó H. Frederick Dylla, director ejecutivo y director general del Instituto Estadounidense de Física.

Phillip Schewe, un físico en el Instituto Conjunto Cuántico en la Universidad de Maryland, opinó que el premio demuestra que la investigación en física puede producir beneficios prácticos, más allá de indagar los misterios del universo.

El año pasado el Premio de Física fue para el británico Peter Higgs y el belga Francois Englert por contribuir a explicar cómo se formó la materia después de la Explosión Primordial.

El lunes se otorgó el Premio Nobel de medicina. El miércoles se anunciará el de química, el jueves el de literatura, el viernes el de la paz y el lunes el de economía.

Con una recompensa de 8 millones de coronas suecas (1,1 millón de dólares), los premios se entregan el 10 de diciembre, el aniversario de la muerte de su fundador Alfred Nobel en 1896.

___

Por KARL RITTER y MALIN RISING, Associated Press. Los periodistas de The Associated Press Yuri Kageyama en Tokio y Malcolm Ritter en Nueva York contribuyeron a este despacho.