Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Temor al ébola lleva a América Latina a redoblar prevención

EFE/Justin Lane

Bogotá, 9 oct (EFE).- Aunque por ahora no se ha registrado ningún enfermo de ébola en Latinoamérica, la muerte el miércoles de un liberiano en EE.UU., la primera en América, ha llevado a redoblar en la región la alerta frente al virus que ya deja más de 3.400 muertos, casi en su totalidad en África.


Publicidad

Mandatarios y autoridades sanitarias han entendido que, pese a que el ébola no ha llegado a sus territorios, es mejor hacer más esfuerzos de prevención y contención, e incluso presidentes como el venezolano, Nicolás Maduro, están proponiendo reuniones regionales “urgentes”.

Maduro anunció el miércoles que convocó a una reunión “de emergencia” de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) para coordinar un plan conjunto de prevención contra la enfermedad.

Dicho encuentro, en el que participarían Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, y Antigua y Barbuda, debería realizarse de forma “inmediata”, agregó, y su sede podría ser Caracas o La Habana.

El anuncio del mandatario venezolano se dio solo un día después de que el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, informó que los Ministerios de Salud de los países centroamericanos están coordinando medidas encaminadas a prevenir el ingreso del ébola a la región, primero medio videoconferencias y próximamente en una reunión de ministros y directores de Aduanas y de Migración.

Justamente en El Salvador, varias personas han sido puestas en cuarentena tras llegar de África, las últimas de ellas dos monjas misioneras de la República Democrática del Congo que llegaron el 29 de septiembre, quienes “están perfectamente bien (de salud)“, pero deberán estar cerca de 21 días aisladas, según confirmó ayer la ministra de Salud de ese país Violeta Menjívar.

De otra parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) donaron hoy al Gobierno de Honduras 125 equipos de protección para el personal sanitario habilitado para atender posibles casos de ébola.

Las autoridades guatemaltecas, entre tanto, han instalado cordones sanitarios en aeropuertos y puertos para evitar el ingreso del ébola al país, informó una fuente gubernamental.

También en el Aeropuerto Internacional de Managua, Augusto C. Sandino, se está aplicando un “estricto control epidemiológico”, que incluye a un equipo médico del Ministerio de Salud que opera en la terminal aérea con tres cámaras térmicas que toman la temperatura corporal a todos los pasajeros que ingresan a Nicaragua.

Cada pasajero tiene que detenerse unos 15 segundos frente a las cámaras térmicas para determinar si presenta temperatura superior a lo normal, y en caso que sea positivo es trasladado a la unidad sanitaria de la terminal aérea.

A su vez, el Ministerio de Salud de Argentina reforzará su sistema de salud para estar preparado ante la aparición de posibles casos de ébola, tras los contagios detectados en EE.UU. y España, informó hoy a Efe el viceministro de Salud argentino, Jaime Lazovsk.

El ministerio se centrará en la formación del personal, la compra de equipos de aislamiento y la elaboración de una normativa y el principal objetivo es que en cada provincia haya un hospital capacitado para atender a enfermos de ébola, al menos durante las primeras 24 horas.

En Chile, todos los hospitales, tanto en Santiago como en las regiones, ya cuentan con buzos y mascarillas especiales, guantes y cubrezapatos para los médicos y enfermeros. Además, cada recinto asistencial preparó una habitación de aislamiento para el caso de que se produzca un caso de ébola.

Por su parte, la Secretaría de Salud de México anunció el viernes pasado que el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica “se encuentra activo para identificar oportunamente cualquier caso sospechoso”. Eso incluye medidas de alerta en los seis aeropuertos internacionales del país para detectar cualquier síntoma en viajeros procedentes del exterior.

Un riguroso plan de vigilancia epidemiológica con medidas de prevención y control, principalmente en los aeropuertos y puertos, con el fin de detectar a viajeros internacionales sospechosos de padecer la mortal enfermedad también viene aplicando Cuba.

Este país, de otra parte, envió la semana pasada una avanzada de 165 médicos y enfermeros, luego de recibir entrenamiento, para apoyar el combate contra el ébola en Sierra Leona, como parte de una brigada sanitaria de 461 cooperantes de la isla que también prestarán servicios en Liberia y Guinea Conakry.

En Brasil, el Gobierno adoptó desde julio pasado medidas de vigilancia en los aeropuertos y puertos del país, que prevén una evaluación de los tripulantes y pasajeros procedentes de países con casos de la enfermedad y el inmediato aislamiento de personas en las que se detecten síntomas de ébola.

En Paraguay, las autoridades sanitarias están alerta ante la probabilidad de aparición de casos sospechosos y se está en permanente contacto con las autoridades aeroportuarias para identificar a aquellos pasajeros que arriben desde zonas consideradas de riesgo.

En Colombia, el Gobierno ordenó el mes pasado reforzar las fronteras del país, algo que complementa un sistema de información en tiempo real ante la eventualidad de que se presente un caso en el territorio nacional, y Ecuador anunció esta semana el diseño de un plan de contingencia.

El temor por la eventual llegada de la enfermedad también se ve reflejada en situaciones como la alerta vivida el miércoles en un vuelo que iba de EE.UU. a República Dominicana, cuando un pasajero empezó a gritar que había estado en África y que sufría de fiebre.

Tras el aviso del piloto del avión al aeropuerto de Punta Cana, donde iba a aterrizar, las autoridades locales adoptaron las medidas necesarias ante un posible caso de ébola, descartado tras varios exámenes y la confesión del propio pasajero de que solo era una broma.

Además, en Bolivia, esta semana varios medios han informado sobre un indocumentado de Sierra Leona que ingresó ilegalmente a Bolivia y cuya familia supuestamente murió a causa del ébola, por lo que, aunque no presenta síntomas de la enfermedad, se le mantiene en observación preventiva en un hospital.

“No está confirmado que su familia haya estado contagiada con el virus del ébola. Él lo que está haciendo es crear distintas historias con la finalidad de tener residencia en el país”, señaló ayer el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes.

El ébola, descubierto en 1976 y cuyo brote actual es el más grave que se ha visto, ha golpeado fundamentalmente a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, pero también se han registrado casos en República Democrática del Congo, Nigeria, Senegal, EE.UU. y España, con casi un total de 8.000 enfermos. EFE