Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El canciller de Ecuador supervisa en España asesoramiento sobre hipotecas

Canciller Ricardo Patiño. Foto de Archivo, La República/EFE.

Madrid, 26 oct (EFE).- El Gobierno de Ecuador ha conseguido en dos años resolver 621 casos en su defensa de ciudadanos ecuatorianos en España afectados por la “estafa” de bancos en la concesión de hipotecas durante la “burbuja” inmobiliaria y la posterior crisis, afirmó hoy el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.


Publicidad

En una entrevista con Efe en Madrid, Patiño dijo que la actuación de la banca española con las hipotecas “fue una verdadera estafa a la ciudadanía”.

El canciller recordó que ante la “situación de indefensión” de miles de familias ecuatorianas al no poder pagar sus hipotecas o avales hipotecarios, el Gobierno de su país creó un servicio de abogados en 14 ciudades españolas para defenderles y asesorarles.

Entre los casos resueltos se incluyen algunos de dación de la vivienda en pago por la hipoteca, algo que no está contemplado por la legislación española, destacó el ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores.

Patiño estuvo hoy unas horas en Madrid para comprobar la marcha del programa de asesoramiento a los ecuatorianos sobre las hipotecas, tras acompañar al presidente de Ecuador, Rafael Correa, en un viaje por Catar y Suiza. El objetivo de la primera visita, según el canciller, fue “afianzar” las relaciones y buscar inversiones y en la segunda, promover internacionalmente su país.

En relación con el tema de esta visita a Madrid, Patiño acusó a la banca de violar la ley y sus principios con el “manejo irresponsable de las finanzas” y alegó que algunas entidades cambiaban el contrato del préstamo “sin pedir consentimiento ni avisar al deudor”

En los últimos años, el Gobierno de Ecuador ha demandado por esas prácticas a entidades bancarias españolas ante los tribunales de España y en la Corte Europea de Derechos Humanos, resultando que “cada vez hay mas decisiones judiciales que nos ratifican la razón”, afirmó.

Los “jueces españoles están ya resolviendo los temas cumpliendo su objetivo de hacer justicia” y algunos están incluso obligando a los bancos a devolver el dinero que ganaron con cláusulas abusivas”, explicó el ministro.

Al servicio jurídico establecido por la Embajada de Ecuador a través de los consulados en España han acudido en busca de ayuda no sólo ecuatorianos sino también ciudadanos de otros países e incluso españoles, según dijo.

“Cada familia vive un infierno con los desahucios”, declaró Patiño, quien asistió en Madrid a una reunión sobre este tema y el Plan de Tierras para el regreso de ecuatorianos a su país, en la que estuvo también la viceministra de movilidad, María Landazuri.

El canciller sostuvo que, como resultado de los desahucios, los bancos se han quedado con muchas viviendas que venden a precios “irrisorios” a “fondos buitre” o muy especulativos, alimentando “un sistema financiero” que favorece a “un pequeñísimo grupo de personas que se llenan los bolsillos fruto de la miseria y el sufrimiento de miles de familias”.

En esta visita relámpago a Madrid, el jefe de la diplomacia ecuatoriana no ha mantenido contactos con el Gobierno de España, pero calificó de “muy cordiales” las relaciones con este país, con el que dijo que “tenemos un diálogo permanente”.

Expresó la “gratitud” de Ecuador al gobierno y a la ciudadanía española por la acogida a los ecuatorianos que tuvieron que dejar su país por la crisis de la década de los años 90 del pasado siglo y el año 2000.

En la actualidad, hay en España 471.000 ecuatorianos, de los que 207.000 tienen doble nacionalidad, recordó el ministro, quien destacó la relación comercial “muy amplia” y las inversiones españolas en Ecuador.

Por otra parte, en los últimos dos años se ha duplicado el número de españoles en Ecuador, hasta 24.000, destacó el canciller, al explicar que su país ofrece trabajo a personas con elevada formación, en especial médicos y profesores.EFE