Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exrector de la Universidad de Jipijapa, condenado a 25 años por asesinato de Fiscal

Foto de archivo del día del crimen del fiscal de Jipijapa Ramón Loor.

El Tribunal Único de Garantías Penales de Manabí ha condenado a 25 años de prisión y una multa de 10 mil dólares a los cuatro acusados, encontrados ya culpables por ese tribunal, del asesinato del fiscal de Jipijapa, Ramón Loor Pincay, ocurrido el 7 de junio del 2013 en esa urbe en el sur de Manabí, según ha informado Francisco Loor, hijo del funcionario judicial asesinado, citado por El Universo.


Publicidad

Entre los condenados se encuentra Clímaco Cañarte Murillo, quien cumplía las funciones de rector de la Universidad Estatal del Sur de Manabí (Unesum), cuando ocurrió el asesinato del fiscal Loor, que investigaba otra muerte, de un profesor de ese centro de estudios, ejecutada también por sicarios.

Los otros sentenciados son Johan Cañarte Vélez (hijo del exrector), Carlos Vera Palacios y Wilder Vera Chica.

Loor, entonces de 52 años, fue asesinado por dos hombres que se movilizaban en una moto y que dispararon cinco veces en su contra, afuera de su casa, a las 07:00 del 7 de junio de 2013, cuando salía de su casa, en pleno centro de Jipijapa, para dirigirse a la Fiscalía.

Ramón Loor investigaba otro crimen, perpretrado el 17 de abril de 2013, en contra del profesor Jorge Luis Velásquez Campozano, de 34 años, catedrático de la Universidad Estatal del Sur de Manabí, quien murió cuando salía de su casa, de cuatro disparos ejecutados por dos hombres en moto.

Velásquez, también colaboraba en el servicio de Compras Públicas para esta universidad asentada en Jipijapa.

El motivo de ambos asesinatos habría sido el intento de ocultar corrupción dentro de dicho centro de estudios.

En la sentencia se pide que, debido a que certificados médicos señalan que a Clímaco Cañarte Murillo se le ha diagnosticado leucemia mieloide crónica, las autoridades penitenciarias presten la debida colaboración a fin de que reciba la atención médica adecuada.

La sentencia excluye de sanciones al ciudadano C. R. C. V., quien también permaneció detenido pero luego habría sido declarado inocente.

Francisco Loor ha dicho a El Universo que apelarán la absolución de C. R. C. V., porque, alega, que existen méritos suficientes para que el ciudadano sea sentenciado.